¿Semana Santa? ¡Y un huevo de Pascua!

La Semana Santa no para de dejarnos tradiciones, sobre todo en lo que a gastronomía se refiere. El huevo de Pascua acumula historia desde tiempos prehistóricos, aunque el Cristianismo (y, en su defecto, la mayoría de países europeos) toman como referencia la Edad Media, justo cuando este dulce se empezó a usar como ornamento.

Sara Niño

El huevo de Pascua no es más que un huevo de chocolate adornado con teñidos y pintados que sirve de decoración para escaparates de pastelerías y panaderías.

Sin embargo, el huevo de Pascua va más allá: se asocia a la fertilidad de la primavera (este año, la Semana Santa ha coincidido, además, con el inicio justo de la estación), época del resurgir.

Aparte de España, otros muchos países (europeos y no europeos) elaboran durante Semana Santa huevos de Pascua de todos los tamaños y modelos: Polonia, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Italia, Francia, EEUU, México, Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Chile y Paraguay son, hoy por hoy, naciones adeptas al huevo de Pascua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.