Nochevieja viajera, nochevieja placentera

Poco queda para Nochevieja, y muchos son los que todavía no saben dónde celebrarla, pero tienen claro que quieren que sea una noche diferente. Para todos ellos va dedicado este reportaje sobre los mejores destinos donde pasar la noche de fin de año, ya sea en España o en alguna capital europea. ¡Todavía estáis a tiempo!

Rocío Sánchez Herranz

Lo mejor de pasar la Nochevieja en otro lugar distinto al de residencia es conocer una nueva ciudad, pasar la noche con gente diferente a la de años anteriores y, sobre todo, descubrir las costumbres en dicho emplazamiento para entrar en el nuevo año. Aun así, hay que decir que algunas costumbres no cambian en este día: en la mayoría de sitios, casi seguro, hay una cuenta atrás, campanadas, fuegos artificiales…

Nochevieja en la Puerta del Sol de Madrid
Nochevieja en la Puerta del Sol de Madrid

Empezando por nuestro país, para todos los que no conozcan la capital, Madrid puede ser un destino interesante, donde tomar las uvas en la Puerta del Sol y, por primera vez, no tener que estar atento a ningún presentador de televisión anunciando los cuartos; simplemente, dejarse llevar por el sonido de las campanadas en directo.

Muchos son los que quieren alejarse del frío; para todos ellos, sin duda, su destino es Canarias. Las islas poseen una temperatura media de 20 grados en estas fechas, por lo que es el mejor lugar si quieres pasar unos días de descanso en la playa con buena temperatura. Para celebrar la Nochevieja, la Plaza de España en Santa Cruz de Tenerife puede ser uno de los mejores lugares en el que tomar las uvas, disfrutar del buen ambiente y visitar el resto de la isla, sin olvidarnos de su preciado Teide.

Lisboa en Nochevieja
Lisboa en Nochevieja

Para los que quieran salir del país pero no irse muy lejos, Lisboa y su Plaza del Comercio les aguardan, un lugar donde es tradición escuchar las campanadas del gran reloj en esa plaza, mientras se toman doce pasas, para comenzar la fiesta con el gran espectáculo de fuegos artificiales a orillas del Tajo.

París en Nochevieja
París en Nochevieja

Si, por el contrario, se prefiere ir a nuestro otro país vecino, Francia, el destino será París, la ciudad de las luces y del amor, además de una de las más bellas del mundo. ¿Hay algo más romántico que entrar en el nuevo año a los pies de la Torre Eiffel, rodeados de fuegos artificiales? Cabe destacar que tendremos que sustituir nuestras doce uvas por unos bombones llamados papillotes. Para los que viajen con niños, la mejor opción será Eurodisney, donde cenar con sus personajes de dibujos animados preferidos convertirá esta Nochevieja en su favorita.

Los amantes de Italia pueden acudir a pasar esta última noche a su capital, Roma. Un destino muy especial para los más devotos, que podrán asistir a algo único en directo: la Misa del Gallo, celebrada por el Papa en persona. Allí la tradición es comer lentejas; para los italianos y, desde época romana, las lentejas son símbolo de buena suerte para el próximo año, de ahí que coman este plato en la última noche del año. Eso sí, acompañadas del cotechino, una especie de salchicha de cerdo.

Nochevieja en Londres
Nochevieja en Londres

Entre los destinos europeos, no podíamos dejarnos uno de los más modernos: Londres. Lo más destacado de pasar la Nochevieja allí es disfrutar sus fuegos artificiales. Para disfrutar de este espectáculo, hay dos maneras: pagando y sin pagar. Sí, así es. El Ayuntamiento de la ciudad ha establecido, desde hace unos años, cinco áreas de pago, desde donde ver mejor los fuegos. Normalmente se suelen acabar pronto las entradas así que, si queréis verlos en una de estas zonas, deberíais comprar las entradas lo antes posible. Para los que prefieran ahorrarse un dinero, decirles que el espectáculo se puede contemplar desde otras áreas, como Vauxhall Bridge o Primrose Hill.

Viajamos un poco más al norte para… celebrar el fin de año dos veces en una noche. Las ciudades gemelas de Haparanda (Suecia) y Tornio (Finlandia) están separadas por un puente, a pocos minutos de distancia y, lo más importante, en diferentes zonas horarias. Por eso, los escandinavos, después de comer con sus familias, se dirigen a la Plaza de la Victoria de Tornio para hacer la primera cuenta atrás y, una vez tocadas las 12, cogen un autobús o (si el frío lo permite) van a pie hasta Haparanda, para volver a celebrar el fin de año. Una experiencia única; eso sí, ya sea en Suecia o en Finlandia, habrá que buscar algún pub para disfrutar de la noche; en la Laponia hace mucho frío. En esos días y, si habéis decidido desplazaros hasta allí, la mejor forma para empezar el año es acercaros un poco más al norte para ver alguna aurora boreal como colofón.

Nochevieja en Nueva York
Nochevieja en Nueva York

Y qué mejor que acabar el reportaje con un destino soñado para estas fiestas (algo más retirado, pero que merece la pena): Nueva York. Allí, la tradición es acudir a ver caer la famosa bola del edificio One Times Square, que se eleva a las 18h y ,a las 23:59, comienza a descender durante 60 segundos, hasta dar la entrada al nuevo año, seguido de una lluvia de confeti. Eso sí, hay que recordar que, al ser un espectáculo gratuito, desde primeras horas de la tarde ya hay gente haciendo cola en primera fila para ver la caída de la bola. Apuntad: los sitios con mayor visibilidad son la 7ª Avenida y Broadway (desde la calle 44 hasta la 50).

Ya sea en España, Nueva York, Londres o Laponia, lo más importante es disfrutar de esta fecha con nuestras familias y amigos y entrar en el nuevo año con la mejor compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *