Tailandia, un país para soñar

Playas paradisiacas, exóticos paisajes y una cultura apasionante definen a uno de los destinos que más fascinación causa en todo el mundo: Tailandia.

Situado en el sudeste asiático, Tailandia es un país que invita a descubrir cada uno de sus rincones. Desde su vibrante capital, Bangkok , hasta las aguas turquesas y cristalinas de la isla de Phuket, o paisajes como los del Parque Nacional de Khao Sok, que nunca podrás olvidar.

Templos en Bangkok

Bangkok se ha convertido en una de las ciudades asiáticas más cosmopolitas. La combinación del presente con el pasado la hacen única. Muestra de ello son los más de 400 templos budistas, que puedes encontrar repartidos por toda la ciudad. Los colores brillantes, combinados con pan de oro, porcelana china e imágenes sagradas de Buda son un espectáculo arquitectónico que no te puedes perder. De visita obligada son:  El templo del Buda Dorado (Wat Traimit), el templo del Amanecer (Wat Arun), o el templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaew).

Templo Wat Arun (Bangkok)
Templo Wat Arun (Bangkok)

Chiang Mai y sus elefantes

Y viajamos a las alturas. Concretamente a Chiang Mai,  para muchos la ciudad más importante a nivel cultural y de gran belleza natural. En el Parque Nacional de Doi Inthanon se encuentra el punto más alto del país, con magníficos templos, cascadas de impresión , y  una gran vegetación.

Chiang Mai es un lugar perfecto para practicar senderismo y rodearte de elefantes. Además, podrás realizar un curso de cocina tailandesa en alguna de las escuelas y granjas orgánicas de la zona.

Templo Phra Singh (Chiang Mai)
Templo Phra Singh (Chiang Mai)

El paraíso de sus playas

Nos alejamos de la capital, para sumergirnos en el agua de sus paradisiacas playas. En la costa oeste de Tailandia, encontramos las islas Koh Phi Phi, en Krabi. Sus seis islas son consideradas unas de las más bellas del planeta. Todas ellas con playas de arena blanca y vegetación tropical, que además fueron el escenario de la película “La Playa”.

Ko Phi Phi
Ko Phi Phi

También bañada por el  mar Andamán, encontramos  la isla de Koh Lanta, a 80 km de Krabi, con aguas transparentes verde esmeralda y rodeada de arrecifes de coral, son una auténtica belleza.

Phuket es la isla más grande de Tailandia. Cada una de sus playas es diferente y están separadas unas de otras por cabos y colinas. Sus aguas son ricas en fauna marina, por lo que la convierten en el lugar idóneo para practicar buceo. Al igual que ocurre en Koh Tao o la Isla de las Tortugas, con un impresionante fondo marino, es uno de los mejores lugares del mundo para practicar submarinismo.

Pocos países pueden ofrecer tanta diversidad. Viaja a Tailandia con Voyage Privé y descubre la reconfortante sonrisa tailandesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *