Cada vez más oferta en la novela romántica, ¿pero también más calidad?

Un año más, como ya viene siendo tradición cuando se acerca San Valentín, se ha celebrado el VII Encuentro RA en Madrid, en el que se han dado cita un total de 500 personas, entre ellas más de 150 autoras de romántica. Si bien parece que sigue aumentando el número de lectoras asistentes, cabe replantearse si hay suficiente demanda, para tanta oferta. Ese ha sido al menos uno de los temas de las mesas de debate, que en esta edición también han tenido de protagonistas a las lectoras, representadas por el Club de Lectura Romántica de La Casa del Libro de Valencia. Parece que la opinión es que cuanto más haya para elegir mejor, al fin y al cabo uno de los eternos dilemas de la romántica es la cantidad de subgéneros de la misma: erótica, new adult, sentimental, paranormal… Por lo que si bien parece que las ventas se aquejan ante el aumento de competencia, las lectoras valoran la diversidad de la oferta. Sin embargo, parte del conflicto surgía cuando las lectoras exigían una mayor calidad del producto, no solo en la escritura, sino también en la edición de la misma. Cada día se encuentran con más libros, no solo con alguna errata o falta de ortografía, sino incluso con problemas de racord y fallos en las tramas. Como respuesta, algunas autoras, como Raquel G. Estruch, decían que pese a pedir esa calidad, ese tipo de novelas son las que se cuelan en las listas de los más vendidos, por lo que la mejor forma de exigir calidad, es precisamente haciendo una selección de las lecturas atendiendo a esos criterios , que beneficiarían a no desprestigiar al género.

16601623_1449578778394933_8425929710862655428_o

No ha sido el único tema de debate en el RA, también la comunicación entre lectores y autores ha tenido su protagonismo. Si bien parece claro que es necesario tener redes sociales y un blog en el que se tenga acceso a las últimas publicaciones o biografía, Regina Roman defendía que no todos los autores tienen que tener dotes en comunicación y es respetable que su contacto en redes sea menos explícito. Igualmente, se insistía en que el spam y el duplicar publicaciones no aumenta las ventas, sino que consigue que se penalice al escritor.

A modo de novedad, otra de las mesas de esta última edición ha versado  sobre los estilismos en novela romántica, gracias a la colaboración de la estilista Cristina Rodríguez, que ha explicado la importancia que tiene la ropa para transmitir sensualidad a las escenas eróticas. Junto a ella, la escritora Sara Brun se ha centrado en hablar de la relevancia de la indumentaria sobre todo para ambientar las historias en diferentes países, en la India en su caso. Igualmente, Silvia C. Carpallo ha hablado de la importancia de transmitir sentimientos y personalidad en la ropa que  eligen las 3 protagonistas de su novela. Ambas tres coincidían en que lo que diferencia a la novela histórica de la actual es que ahora las mujeres deciden su vestimenta, lo que es una muestra de empoderamiento femenino.

De especial interés ha sido también la entrevista que Merche Diolch, la organizadora del evento, a Paloma S. Garnica, que insistía en que la literatura supone ponerse en la situación del otro, para poder reflexionar, aunque no siempre justificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *