Una crema para viajar a la Polinesia

La crema de Monoï de Polysianes es uno de los cuidados sublimadores con que esta marca cosmética nos deleita este verano que recién empieza. Sin embargo, el Monoï no es un placer del que solo haya que disfrutar en la época estival: durante todo el año, se puede viajar a la mismísima Polinesia.

Sara Niño

De color ligeramente dorado, suave, hidratante -sin resultar grasa- y un aroma que invita a embadurnarse de arriba abajo, la crema de Monoï de Polisianes protege la piel de los daños solares, aportando vitaminas antiedad, y lo más importante: sublima el cuerpo. Esto es: nos eleva a lo más alto.

“Aceite sagrado, sensual y sensorial”

En palabras de Laboratorios Klorane -a los que pertenece Polysianes-. el aceite de Monoï es “sagrado” -por aquello de ser un activo usado durante muchos años únicamente en la Polinesia francesa y que solo, tras muchos años e investigaciones, ha sido adoptado en otras partes del mundo-. También, nutre en profundidad y actúa como antioxidante.

Nuevo envase de la crema de Monoï Polinesia. Foto: Pierre Fabre Comunicación
Nuevo envase de la crema de Monoï Polinesia. Foto: Pierre Fabre Comunicación

2017, edición especial y limitada

La crema de Monoï de Polysianes celebra este verano con una edición limitada: un envase de 200 ml., cuyo precio -en farmacias y parafarmacias, es de 20,61€.

Más información de la crema de Monoï así como del resto de la gama de cuidados sublimadores, en la página web de Polysianes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *