Tarot: egipcios y gitanos hablan de amor

Los gitanos y su relación con el tarot viene de lejos. Por ello, el tarot gitano es la más popular de todas las barajas de cartas de adivinación. Pero no la única: algunas fuentes apuntan que los egipcios fueron los primeros en echar las cartas e idear algunos de los símbolos de esoterismo que conocemos en la actualidad.

Corría el año 2600 a. C., en la Gran Pîrámide Giza, y habitantes egipcios tallaron 108 tablillas con los Arcanos Mayores y Menores (que, posteriormente, se han encontrado y guardado como prueba fehaciente de ello). Se cree, pues, que los gitanos (dado su carácter nómada y espíritu viajero) adaptaron las cartas egipcias a su cultura. El resultado sería el tarot gitano. Sin embargo, hay fuentes que no fijan el origen del tarot gitano hasta el siglo XV, en pleno medievo, en Italia. 

Transcurrieron los siglos…

Y, fuera como fuese el nacimiento del tarot gitano, Mademoiselle Lenormand comenzó a echar las cartas a la nobleza francesa, a principios del siglo XIX. Esto favoreció la difusión del tarot gitano a lo largo y ancho de Europa

Preguntemos, por ejemplo, por el amor

¿Y qué se suele preguntar cuando se va a que a uno le lean el futuro, el presente e, incluso, el pasado? El dinero es importante; también el trabajo. Sin embargo, el amor se lleva la palma, de ahí que la carta El enamorado sea la más ansiada y que existan tarots centrados en dicho tema. Es el caso del tarot gitano del amor.

Además, en los últimos tiempos han proliferado las páginas webs que dicen leer las cartas… Claro que, por el momento, esto no ha pasado de ser un entretenimiento. Lo valiente es acudir a un adivino (siempre, hablamos de profesionales serios y no de meros oportunistas -que los hay-). Y, a much@s, eso nos produce bastante respeto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *