Sara Brun: “No se puede querer a una persona si no la conoces”

Sara Brun es una de esas personas que sabes que son especiales según la saludas. Porque, aunque no te conoce, ya te trata con cariño y eso se percibe no solo en el trato con ella, sino en su nuevo libro. ‘De Sofía al Cielo‘ (Versátil)  es una novela tan especial como su autora, porque, a pesar de que nos seduce con una historia romántica, nos enamora con tramas sobre temas sociales y, sobre todo, con un trasfondo sobre la superación personal.

La autora presentó su primera novela en Madrid, en un acto diferente, pero sobre todo emotivo, rodeada de buenos amigos como el actor Nacho Guerreros (Coque en ‘La que se avecina’) y la estilista de televisión Cristina Rodríguez. Entre risas, lágrimas de emoción y momentos casi televisivos, pudimos charlar con ella. 

De Sofía al Cielo es una novela romántica, pero es muchas más cosas, ¿cómo la definirías si tuvieras que explicarla a alguien que quiere leerla? 

Creo que De Sofía al Cielo es una novela de amor pero no solo romántico. Primero, de amor a uno mismo y de autodescubrimiento; la protagonista necesita saber quién es y por eso decide poner tierra de por medio con su anterior vida y marcharse a la India. Luego, de amor al prójimo: cuando Sofía decide involucrarse con una causa más grande que ella misma, vuelca a su amor en los demás. Y, finalmente, de amor romántico. Por supuesto, la historia de amor entre Álex y Sofía es muy importante en la novela, pero solo llegan a amarse cuando se conocen de verdad, cuando de verdad se abren el uno al otro con todas sus virtudes y miserias.

¿Por qué ese título y por qué esa portada? 

Para mí, Madrid es una ciudad muy especial que, como el dicho, me hace sentir muchas veces que estoy más cerca del cielo, pero también creo que hay personas que te hacen sentir lo mismo. Tengo la fortuna de tener a bastantes de estas personas cerca y quería que Sofía fuera como ellas. De ahí el título. Y la portada pues fue un poco como elegir un traje de novia, porque no tienes nada muy claro: quieres que sea preciosa pero no sabes muy bien qué estilo; en Versátil dieron estupendamente con lo que yo quería sin saberlo.

Tras leerla, da la sensación de que, aunque el chico siga siendo el ideal de guapo pero complejo emocionalmente, es él quien acaba conquistando a la protagonista y no al revés, ¿es Sofía un ejemplo a seguir? 

Cualquier mujer que luche con ahínco por aquello en lo que cree es un ejemplo a seguir. Sofía es fuerte y tremendamente generosa y no va a dejar pisotearse ni siquiera por Álex, del que está profundamente enamorada. Así que creo que sí es un ejemplo a seguir. Yo habría suplicado porque volviera conmigo en el tercer capítulo jajajaja.

El plus de la novela lo dan los temas sociales, principalmente el tema de las viudas en la India, ¿qué es lo que te gustaría que el lector entendiera después de leerla? 

Me gustaría que el lector no fuera indiferente a los grandes problemas en los que vive la mayoría de la sociedad mundial actualmente. Sobre todo las mujeres. Yo he acercado al lector una realidad concreta: el drama en el que viven las mujeres viudas en la India. Lo he hecho creando dos personajes que son dos adolescentes casadas a la edad de 12 años y viudas ya a los 15. Creo que haberles puesto voz es una manera de que el lector se estremezca más con sus duras vidas y tome conciencia de que hay que apoyar cualquier tipo de causa que sirva para ayudar a los demás.

Igualmente hablas de un tema tan complejo como las enfermedades mentales y cómo afectan al entorno del paciente, ¿por qué has querido dar luz a este tema, que sigue siendo tabú aun en el s. XXI? 

Porque parece que solo te pasa algo cuando tienes una enfermedad física; lo otro, lo psíquico, no se entiende y la gente tiende a juzgar al enfermo como si fuera un capricho estar deprimido, tener una depresión o una enfermedad psíquica. Pero todo es enfermedad. Solo que las enfermedades mentales todavía se llevan peor porque es tema tabú. Hay muchas familias que sufren, como en la novela, por tener a una persona cercana y querida enferma, pero creo que la situación se aliviaría un poco si se pudiera hablar abiertamente de este tipo de trastornos psicológicos como se hace cuando te rompes una pierna o tienes un tumor.

La trama principal gira en torno al mundo de la televisión, ¿de verdad es tan cruel como parece? ¿Por qué entonces es tan adictivo? 

Es tan adictivo porque, aunque duro, todas y cada una de las personas que trabajan en ella pueden desarrollar su creatividad. Nunca es un trabajo rutinario y esto también engancha, aunque acabes muerta. Todos intentamos dar lo mejor de nosotros mismos en nuestro trabajo, porque al final suele ser maravilloso y este resultado suele ser producto de un trabajo en equipo. Y también es adictivo porque tu trabajo lo va a juzgar una audiencia muy exigente que es el público, y eso hace que cada día quieras superarte. En la tele no suele haber ni un solo día en el que no vivas intensamente.

Álex, el personaje protagonista, tiene un peso especial y, de hecho, parte de la historia la vemos a través de sus ojos, ¿cómo creaste a este personaje? 

No quería un típico macho alfa de novela romántica, sino un tipo que despertara ternura, pese a ser un actor de éxito. Álex es el personaje a quien más horas he dedicado porque necesitaba entender por qué estaba tan perdido en el mundo. Tengo dos amigos que son felices, o al menos eso creo, pero que viven desconectados del mundo. Supongo que cogí bastantes cosas prestadas de sus caracteres para Álex, pero luego en la vida del protagonista apareció una Sofía que lo llevó a su terreno. Yo no lo conseguí con mis amigos.

Las escenas de sexo, aunque no son muchas, son explícitas, pero muy sensuales y, sobre todo, sorprendentes (por los lugares en donde ocurren), ¿ficción o realidad? 

Hay más realidad que ficción en las escenas de sexo, jajajaja, pero cuesta describirlas porque tienes que hilar muy fino para que resulten sensuales pero no pornográficas. Tienes que hacerte con toda la lista de sinónimos que existan sobre los órganos sexuales y utilizarlos todos. Tiene que resultar bonita y al mismo tiempo que consigan excitarte. Creo que no se me han dado mal y esto ha sido una sorpresa para mí misma.

Más allá de los protagonistas, hay secundarios entrañables, sobre todo las amistades de ambos. ¿Pueden los amigos convertirse en familia? 

Por supuesto que sí, creo que entre familia de sangre y amigos tendría que existir otra palabra que definiera este tipo de relaciones. Yo tengo bastantes amigos y amigas que son verdaderos hermanos y hermanas para mí. Lo saben todo de mí, y al revés. Han estado conmigo en los momentos más tristes y en los más alegres. Y lo que yo soy es en parte  gracias a mis amigos. Así que claro que sí, los amigos son familia. Son con los que convives cada día.

Sin hacer spoliers, Sofía tiene momentos de reconciliación con Álex, ¿pero Sara se habría reconciliado con él? 

Sara se habría precipitado y habría dado el sí quiero sin conocerlo. De esto tengo que aprender de Sofía mucho y creo que lo estoy haciendo. No se puede querer a una persona si no la conoces y nadie te puede querer si no te conoce de verdad. Esto es lo más difícil en el amor, lo demás solo son cuentos como el de La Cenicienta.

sarabrun

Deja un comentario en: “Sara Brun: “No se puede querer a una persona si no la conoces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *