Fridda Dorsch: Sambhala no “envejece”

BELLEZA NATURAL

Hoy os presentamos Sambhala, un producto de Farma Dorsch ideado para combatir el envejecimiento celular, que, en contra de lo que muchos pensamos, se empieza a producir desde el mismo momento en que venimos al mundo, aunque no será hasta los 45 años cuando los síntomas de degradación tales como la aparición de arrugas y manchas en la piel, el debilitamiento de las uñas y el cabello hagan que nos empecemos a preocupar y, en consecuencia, “demandemos Sambhala”, explica Coral Márquez, Directora General de Fridda Dorsch.

Sara Niño

Entre las funciones de este producto natural formulado a partir de antioxidantes de procedencia natural están la de mejorar la memoria, corregir la vista cansada, los vértigos, el insomnio, la apatía, aumentar la calidad de las uñas, la piel, el pelo… Todo ello, por su acción antioxidante, que retrasa los efectos del envejecimiento celular, mantiene los niveles de Colesterol, ayuda al sistema inmunitario a mejorar las defensas y protección del organismo, favorece una forma de vida más activa y mejora visiblemente el aspecto y calidad de la piel, uñas y pelo.

La célula, esa unidad de la que todo ser vivo está compuesto, y el inicio de la vida. Por eso es tan importante mimarla.

Avalado por estudios elaborados por especialistas en investigación científica antienvejecimiento y del endotelio, Sambhala no posee efectos secundarios; de hecho “en los ensayos con voluntarios totalmente sanos se evidencia una mejoría en la capacidad antioxidante del total del suero (PAO) y una reducción de los niveles de oxidación celular (MDA), después de 3 meses tomando una cápsula diaria”, argumenta Coral.

Y es que los ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9 que componen Sambhala controlan el colesterol, principal causante de problemas cardiovasculares, gracias al Resveratrol asi como el resto de los componentes antioxidantes y factores fijadores esenciales desarrollados para Sambhala.

¿Cada cuánto debe tomarse Sambhala?

“Se recomienda tomar Sambhala a partir de los 18 años, en periodos de 3 meses, con descansos de uno, una cápsula al día”, nos detalla la Directora General del laboratrio dermocosmético Fridda Dorsch.

¿Y si tenemos una enfermedad crónica?

Coral nos alerta: “En caso de estar tomando medicamentos por una patología crónica así como anticoagulantes del tipo Sintron, deben consultar a su médico especialista”.

Vitamina C, Vitamina E (ambas con un alto componente antioxidante), Coenzima Q10 (que genera energía celular), Selenio, Vitaminas C, B1, B2, B3, A y E, además de Magnesio, Cobre, Zinc, Potasio y Calcio (para la contracción y dilatación muscular) y ácido elágico y de borraja (ayuda a combatir la dermatitis) completan la composición de este producto que no puede considerarse medicamento y sí un complemento nutricional que , junto a una dieta equilibrada nos mantiene jóvenes por dentro y por fuera.

Para más información, podéis visitar la web de Fridda Dorsch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *