Salamanca, belleza única

Esta semana viajamos a una de las ciudades más bellas de España, Salamanca, Patrimonio de la Humanidad, perteneciente a Castilla y León, y situada a 214 kilómetros de Madrid. Desde ella se puede llegar a otras ciudades cercanas como Valladolid, a 120 kilómetros, Zamora (a 67) o Ávila (a unos 120).

Rocío Sánchez Herranz

Para comenzar nuestra visita, recomendamos acudir a la Oficina de Turismo, donde nos aprovisionaremos de un mapa, una audio guía (a la que podemos acceder a través de un código QR) y, si lo deseamos, una visita guiada (disponible para cualquier día de la semana).

Iniciamos el recorrido en el centro de la vida social de Salamanca, su Plaza Mayor, una de las más bellas de nuestro país, de estilo barroco. Construida entre el año 1729 y el 1756, fue diseñada por el arquitecto Alberto Churriguera y está erigida con una piedra franca de Villamayor, que le da el color y la textura particular que tienen muchos de los principales monumentos salmantinos.

Plaza mayor de Salamanca
Plaza mayor de Salamanca

En esta plaza hay diversos monumentos reseñables: el Ayuntamiento, donde se localiza el reloj, cuya característica principal es su espadaña, un remate en la parte alta de la fachada, la cual no fue colocada hasta 1852, casi cien años después de la fecha oficial en la que terminaron las obras; a la derecha del reloj, el Pabellón Real; y, justo enfrente, el Pabellón de San Martín; por último, se erige el Pabellón de Petrineros, lugar donde antiguamente se alojaban los artesanos que trabajaban el cuero.

Catedral de Salamanca
Catedral de Salamanca

Desde la Plaza Mayor, acudimos a la otra joya de la corona de Salamanca, su Catedral. El Conjunto Catedralicio es de visita casi obligada; su subida a las torres a través de la Exposición Leronimus impresiona, consiguiendo, a través del recorrido de sus terrazas, las mejores vistas de todos los puntos de la ciudad.

Salamanca, la también llamada Ciudad Universitaria, posee la universidad más antigua de Europa y ese será nuestro próximo destino. Una vez lleguemos a su ornamentada portada, tendremos que acudir en la búsqueda de una rana, esculpida en la fachada, que se aposenta sobre un cráneo. En el interior de la universidad recomendamos recorrer la Biblioteca Antigua, el Cielo de Salamanca o el Aula de Fray Luis, toda una experiencia.

Casa de las Conchas de Salamanca
Casa de las Conchas de Salamanca

Recorriendo las calles cercanas, saldrá a nuestro encuentro un edificio muy característico por su fachada, la Casa de las Conchas. Cientos de conchas que nos dejarán sin aliento por su belleza y un claustro que no podemos perdernos.

Enfrente de la Casa de las Conchas, se sitúa la Universidad Pontificia; y a su lado, la Iglesia de la Clerecía, donde la subida a sus torres no puede faltar para dejarnos impresionar por su mirador.

Hacemos un alto en el camino y disfrutamos de la gastronomía salmantina: jamón de Guijuelo, carnes de ternera, asados… todo ello acompañado de un buen vino de la zona.

Después de comer, podemos visitar el Huerto de Calixto y Melibea, la Casa Lis, un palacete de vidrieras de colores (Museo de Art Nouveau Art Déco), el Convento de San Esteban o el Convento de las Dueñas.

Muy cerca de aquí, en la Calle San Pablo, nos esperan dos espacios llenos de leyenda, la Cueva de Salamanca, donde cuenta la leyenda que el diablo enseñaba a los estudiantes ciencias ocultas y magia, y el famoso Patio de la Salina, donde el Arzobispo Alonso de Fonseca viajó a Salamanca a un concilio diocesano y pidió a las familias nobles que le acogieran en sus casas; estas se negaron porque el Arzobispo iba con su amante, tras lo cual Alonso de Fonseca se enfadó tanto que, como venganza, mandó construir el Palacio y decorarlo con las grotescas figuras que representan a los nobles que no quisieron alojarle.

Finalizamos la visita con un paseo nocturno para contemplar, iluminados, los monumentos de la ciudad: la Catedral, la Plaza Mayor, la Casa de las Conchas… todos, bellos de día y de noche.

Además, si visitáis la ciudad durante estos días, podéis disfrutar de las Fiestas, cuyo programa os dejamos aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *