Rocío Carmona: “Lo ideal sería comunicarse de corazón a corazón”

InMagazine (IM): ¿Qué te han aportado las redes sociales y los blogs en el ámbito literario?

Rocío Carmona (R. C.): Lo más chulo son los amigos; cuando empecé a escribir, que no tenía ni idea, me ayudaron mucho. De ahí han salido bonitas amistades. Luego, aportan algo que yo creo que es muy nuevo: cualquier lector, a partir de Twitter o Facebook, te da su opinión.

IM: ¿Te aportan ideas los lectores?

R. C.: No muchas. Suelen darme, más bien, su opinión y decirme “¿por qué hace esto tal personaje?”. Realmente, lo viven como si ese personaje tuviera vida.

IM: En los comienzos de Huziel significa te quiero abordas una situación cruelmente real como es el bullying. ¿En qué momento decides devenir hacia lo fantástico? ¿Lo tenías decidido o surgió sobre la marcha?

R. C.: Este momento surgió sobre la marcha. Yo tenía una imagen, que refleja muy bien la cubierta de la novela: un beso debajo del agua. Me gustaría ser una de esas escritoras que saben decir por qué hacen lo que hacen; son cosas que te van saliendo…

IM: ¿La fantasía nos ayuda a superar los duros trances de la vida?

R. C.: Sí. Venía pensando que esta es la novela que más parte fantástica tiene, quizás, porque la escribí en un momento complicado de mi vida y quería evadirme.

IM: En otras de tus novelas, aunque hay fantasías, te centras más en aspectos románticos de la vida. Sin embargo, en Huziel… hay mucha imaginación de por medio. ¿Piensas asentarte en este género?

R. C.: Cada historia es como es. Pero no, la novela que estoy escribiendo ahora no es nada fantástica. De lo que siempre voy a escribir es del amor… Me gusta y tengo una idea muy particular de ello.

IM: ¿Quién es Zoe? ¿Tienes algo en común con ella?

R. C.: Nunca me doy cuenta si tengo algo en común con un personaje hasta que termino de escribir la novela. Zoe es una chica joven, con problemas de autoestima muy grandes; tiende hacia la depresión por cosas que le han ocurrido en la vida. Es un personaje que tiene que hacer un proceso de cambio a lo largo de la novela, para encontrarse a sí misma y su lugar en el mundo.

IM: ¿Es una historia de amor hacia uno mismo?

R. C.: Mi intención al escribir novela romántica siempre es ir un poco más allá… Me gusta plantear una idea del amor más trabajada, que parta de la autoestima y el amor a uno mismo. Pienso que, si uno no se quiere, no puede querer a nadie de una manera sana. 

IM: En una entrevista que te hicimos, contabas que hasta ese momento no te habías atrevido a ponerte en la piel de un hombre. ¿Sigues ahí?

R. C.: Ahí sigo (risas).

IM: ¿Te atreverás algún día?

R. C.: Es complicado, sobre todo en un papel protagonista. Estoy más en un mundo femenino y, ahora mismo, me interesa más reflejar esta.

IM: ¿Cuál ha sido tu mayor inspiración a la hora de escribir esta novela?

R. C.: Es muy difícil decirte… Huziel… ha nacido de imágenes, voces… y al final lo juntas todo. Pero no hay una inspiración muy clara.

IM: ¿Tú eres de las que escribe lo primero que les sale o que anota las ideas, se documenta y, después, escribe?

R. C.: Hay escritores de mapa y escritores de brújula. Yo soy de mapa, totalmente, y no me suelo salir de él.

IM: Háblanos de Gilbert…

R. C.: Es un personaje que tiene una inspiración real en una persona que existe: es un músico que vive en Barcelona, al que escuché en el cumpleaños de una amiga… Empezó a circular la idea de que cantaba en atlante; en realidad, no es así: canta en un idioma inventado, pues quiere transmitir una emoción independientemente del idioma.

IM: ¿Debería existir un idioma para el amor?

R. C.: Sería lo ideal; que nos pudiéramos comunicar de corazón a corazón.

IM: ¿Es más fácil decir te quiero en un idioma extranjero?

R. C.: No me lo había preguntado nunca (risas). Dicen que la prueba de que conoces un idioma es cuando eres capaz de discutir y amar en él…

IM: ¿Escribes pensando solo en público adolescente o, también, en adultos?

R. C.: Empecé escribiendo para jóvenes sin quererlo; después, sí lo he hecho de manera más consciente, porque me gusta ir a las escuelas y hablar con este tipo de público. No obstante, no me gusta infantilizar y, de hecho, tengo muchos seguidores adultos.

IM: ¿Te gustaría que alguna de tus novelas fuera llevada al cine o a la televisión?

R. C.: Me gustaría, pero es complicado…

IM: ¡Muchas gracias, Rocío!

2 thoughts on “Rocío Carmona: “Lo ideal sería comunicarse de corazón a corazón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *