Emoción y tradición en el primer viernes de mayo de Jaca

Nos desplazamos hasta Jaca. La capital de la comarca de La Jacetania, una ciudad de unos 12.000 habitantes, está situada a 76 kilómetros de Huesca y a 30 de Francia, y nos descubre una de sus celebraciones más importantes, la del primer viernes de mayo. Esta, existente desde hace más de 1000 años, ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

Rocío Sánchez Herranz

Una celebración en la que el humilde se enfrenta al más poderoso David contra Goliat. Esso es lo que se puede ver en las calles de Jaca, la que en su día fue primera capital del reino de Aragón, en el día en el que se conmemora la victoria del Conde Aznar Galíndez sobre los invasores árabes en el año 760. Ese sentimiento, esa emoción, que se conoce como “Jacetanismo” hace sonar la ciudad con su canto a las puertas del ayuntamiento: ¡Jaca libre sabe vivir a la sombra del monte Oroel!

En el siglo X, se construyó la Ermita de la Victoria en el lugar donde se cree que se libró la batalla. Desde ese momento, los jacetanos bajan cada primer viernes de mayo a este lugar y disfrutan de un buen almuerzo compuesto de migas, chorizo, costillas y, por supuesto, vino de la tierra. Después, siguiendo los pasos de las tropas del Conde Aznar, regresan a Jaca para celebrar el desfile de la victoria.

Desfile de Jaca primer viernes mayo
Desfile de Jaca primer viernes mayo

El desfile es el momento más importante; en él participan casi 2000 personas que, llenas de ilusión y con sus mejores trajes de época, recorren el casco histórico de la ciudad, un espectáculo presenciado cada año por más de 40.000 personas.

Pero cualquier día es bueno para visitar Jaca, gracias a su belleza monumental. En la localidad, sin duda, sus monumentos más destacados son su Ciudadela y su Catedral.

Ciudadela Jaca
Ciudadela Jaca

La Ciudadela de Jaca, conocida hasta el siglo XIX como el Castillo de San Pedro, fue mandada construir por Felipe II a finales de 1592, y ha sido declarada Bien de Interés Cultural y monumento histórico-artístico. En uno de los cuarteles de la Ciudadela se localiza el Museo de Miniaturas Militares.

La Catedral de San Pedro es una de las primeras obras de estilo románico que se construyeron en nuestro país, lo que conllevó a que sirviera de ejemplo para la mayoría de iglesias de ese estilo que se edificaron más tarde. En su interior se puede visitar el Museo Diocesano, una muestra del arte románico y gótico proveniente de toda la Diócesis de Jaca.

 Más información en la web de turismo de Jaca.

¡Jaca, historia y tradición llenas de emoción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *