Pedro Zuazua: al final sí que entró un gato en su casa…

En mi casa no entra un gato (Duomo Ediciones) es un relato autobiográfico de la relación que Pedro Zuazua entabló con su gata Mia desde que esta entrara en su casa… A pesar de haber dicho -no sabemos si alto, pero sí muy claro- que en su casa no entraría un gato. Y punto.

Sara Niño

Mia tiene apenas dos meses y un rabo casi más largo que su cuerpo. Ha pasado por varias casas ya y se siente un poco desafortunada, al menos en lo que a dueños se refiere. Pero es que ella es más dueña de la casa que el propio dueño. Así se lo deja bien claro a Pedro el día que entra en su casa… Pero Pedro se queda prendado de esta gata tan tierna y tan sabia, así que se lo perdona todo… Incluso que le despierte diez minutos antes de que suene el despertador.

Blog ‘Animales y CIA’

Este es el blog de El País en el que Pedro colabora y la semilla que ha dado lugar a En mi casa no entra un gato. Aunque es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo, ciudad que le vio nacer hace 37 años, desempeña el cargo de director de Comunicación en El País, en Prisa Noticias; anteriormente, trabajó en La Nueva España.

En mi casa no entra un gato es una novela tierna, que te aporta una visión mucho más humana de los gatos, que te hace sonreír a cada página que pasas y que te deja con ganas de una segunda parte. ¿Quizá cuando Pedro se decida a adoptar un segundo gato? Deja muy claro que en su casa ha entrado un gato… pero no va a entrar otro más. Ahora bien, también dijo que no entraría ninguno. Ahí lo dejamos.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *