“Flores” en la nueva novela de Julio César Cano

El escritor barcelonés ha publicado recientemente su cuarta novela ambientada en Castellón, ciudad donde él mismo reside en la actualidad, Flores muertas (Maeva). Esta es la historia de un asesinato que, nuevamente, pone en jaque al inspector Monfort y que, más que nunca, pone de manifiesto la faceta musical de Julio César Cano.

Sara Niño

Joan Boira, el vocalista del grupo de música indie Bella&Lugosi, aparece muerto en un camerino del Auditorio de Castellón, pocos minutos antes de dar comienzo uno de los conciertos previstos dentro de la gira del grupo. Aparentemente, se trata de una sobredosis de heroína. Algo normal en una estrella de la canción si no fuera porque Boira ni bebía ni se drogaba. Sin embargo, algo le dice a Monfort que la relación que el fallecido mantenía con los otros componentes del Bella&Lugosi así como con su novia, Elena Barrantes, no es del todo normal.

Junto a Silvia Redó, Bartolomé Monfort investigará este suceso hasta las últimas consecuencias… incluso hasta poner en peligro su propia vida.

Castellón, siempre

A pesar de ser oriundo de Barcelona, Julio César Cano reside en Castellón y, tal como se percibe en sus novelas, ama dicha ciudad. Por ello, tanto las predecesoras -y también protagonizadas por Monfort-, Asesinato en la plaza de la Farola, Mañana si dios y el diablo quieren y Ojalá estuvieras aquí, como la que tenemos entre manos hacen una descripción detallada de Castellón. Además, Flores muertas es un homenaje a las bandas de música y, por qué no, al pasado del escritor, quien trabajó durante años como músico y mánager de grupos.

La Nota: 8,5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.