Muffins: más, más, más… que las magdalenas

Aunque solemos decir que las magdalenas no tienen nada que envidiar a los muffins, las diferencias son evidentes. Mejores o peores que el dulce tradicional español, eso que lo juzgue cada uno…

Redacción

Originarios del siglo XIX en la Costa Este de Estados Unidos, los muffins presentan, al menos, 10 diferencias respecto a la magdalena. Así lo explica Moncho López, propietario de las panaderías Levadura Madre de Madrid.

En primer lugar, el muffin es más pesado que la magdalena (prácticamente el doble), ya que se elabora con mantequilla en vez de con aceite de girasol o de oliva, tal como se hace tradicionalmente en España.

En segundo lugar, el muffin ofrece mayor diversidad de sabores (tanto dulces como salados). Además, se les pueden inyectar rellenos y/o adornos, tales como pepitas de chocolate.

¿Para gente más joven?

Según la experiencia de Moncho López, sí: los muffins los pide gente más joven, a cualquier hora (desayuno, merienda, etc.), mientras que la magdalena mantiene un estatus -personas de más edad que la consumen a la hora del desayuno).

Por último, señalar las diferencias entre muffin y magdalena en tanto en cuanto la temperatura de horneado y los efectos que esta causa en la estética del bollo: el muffin se hornea a una temperatura más baja, contiene mayor carga de humedad y su forma es más redondita que la de la magdalena.

¿Con qué os quedáis, pues, con el muffin o la magdalena?

2 thoughts on “Muffins: más, más, más… que las magdalenas

  • 18/05/2016 en 13:13
    Permalink

    Lo que queráis pero, salvo la diferencia de dulce-salado, el sabor será “aparecido” y la textura igual… así que me parece una tontuna llamarlo “muffin” cuando su traducción es magdalena. Pero oye, a “asshole” (capullos) no nos gana nadie

    Responder
    • 18/05/2016 en 13:21
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que hay mucha gente que opina así, por eso hemos querido dar voz a un experto, quien, en este caso, avala que existen varias diferencias entre muffin y magdalena. Sin embargo, estaremos atentos a nuevos estudios y, oye, a seguir comiendo magdalenas, que efectivamente están muy ricas.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *