Lo “agridulce” del bullying

La primera novela de Melanie Rostock, Bittersweet (Plataforma Neo), llega para demostrar que se puede superar el bullying, una práctica que, por desgracia, afecta a muchos y muchas adolescentes hoy en día.

Sara Niño

Mezcla de erotismo, romanticismo y novela social, Bittesweet es una historia mucho más dulce que su nombre, aunque el trasfondo no es menos amargo…

Bambi arrastra un complejo de inferioridad desde su nacimiento y la decisión de sus padres de llamarla “Bambi”. Por si esto fuera poco, sus progenitores, muy ocupados con sus respectivos trabajos, se fijan poco en los sinsabores que, día tras día, le supone ir al instituto a Bambi.

Y es que en las aulas se cuecen todo tipo de comentarios para ella y para su amiga Connie. Sin embargo, esta última decide probar suerte en otro instituto. ¿Está la solución al bullying en cambiar de escenario? Muchas veces, no…

Plantar cara a quienes te insulten es el primer paso para frenar un acoso que, más adelante, podría trasladarse a tu lugar de trabajo o, incluso, a tu propio hogar.

La erótica del poder

Bambi está enamorada de David, uno de los chicos populares del instituto. Sin embargo, el problema no es que no le haga caso por no ser una “chica guay”, sino que el poder que posee este chico confunde a nuestra protagonista, quien no sabe que el amor de su vida es realmente su amigo Liam. ¿Bambi se dará cuenta de esto a tiempo?

A los 8 años

Melanie Rostock escribió su primer cuento a los 8 años. A partir de entonces no ha dejado de tener contacto con las letras: primero como editora, bajo el sello editorial que creó con otras personas tras estudiar un Máster de Edición; segundo, como escritora novel de romántica juvenil con Bittersweet como primer título. Pero seguro que no el último.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *