Las mujeres revolucionan el mercado literario

El VI Encuentro RA fue muestra de cómo las escritoras españolas de novela romántica continúan revolucionando el mercado literario y atraen cientos de fans con sus historias, que han conseguido revitalizar el libro

“Las lectoras de literatura romántica son grandes lectoras y son ellas las que van abriendo nuevos mercados y nuevos caminos a editoriales y a escritores”. Esa era la frase con la que la finalista del Premio Planeta, Pilar Eyre, animaba a las escritoras de romántica a continuar demostrando “todo lo que la mujer puede hacer por el mercado literario actual” dentro del contexto del VI Encuentro RA, el encuentro anual de la literatura romántica que cada año acoge a más asistentes. Este año la cita transcurría en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid, acogiendo a más de 500 asistentes, de entre ellas, casi 200 autoras.

Una jornada llena de reencuentros, desvirtualizaciones, entrevistas, fotografías y sobre todo muchas firmas, en la que tanto autoras como lectoras se fueron con la maleta cargada de nuevas lecturas para este 2016. De entre los libros que más se van a leer esta temporada, cabe destacar las diferentes sagas eróticas de Elisabet Benavent, que aunque no asistió al encuentro, fue galardonada por votación de las propias autoras con el premio AURA 2016.

Jóvenes y veteranas

De entre las muchas mesas temáticas centradas en debates como cuál es el momento de distinguir entre histórica  y contemporánea, en la mesa de jóvenes promesas destacaba la intervención de Patricia A. Miller,  que explicaba que toda escritora se ve escribiendo en el futuro, pero que el mercado actual hace difícil saber si será de forma profesional o personal. Igualmente, Elena Montagud hablaba sobre temas como la autopromoción de las autoras, explicando que aunque las editoriales deban hacer y hacen promoción de los libros “nosotras también tenemos que hacer nuestra parte de la promoción porque nadie conoce las historias como nosotras”. Igualmente, en cuanto a las críticas y reseñas negativas, Montagud reconocía que afectan, pero que “cuando escribes te expones a la gente, y ya sabes que es imposible gustar a todo el mundo”.

La mesa de las veteranas recogía las opiniones de autoras románticas consagradas como Noe Casado, que explicaba que la salud del sector se podía observar en que en este congreso no solo hablaban las pioneras, sino que ya era visible que había un relevo generacional importante. Pese a ello explicaba que el hecho de que el mercado de la erótica haya crecido, también significa que lo ha hecho la oferta, y por tanto, “apostar por la diferenciación es más importante que nunca”.  A esta idea, Megan Maxwell, una de las autoras más en auge en el mercado literario, respondía que “al final el lector, pese a la oferta, lee lo que quiere leer, lo que le convence” y por ello animaba a ser libres en la escritura. Por último, Olivia Ardey hacia un balance de los primeros tiempos, en los que apenas había cabida para autoras españolas y a las editoriales solo se podía acceder a través de concursos, mientras que ahora las editoriales son más cercanas, contestan antes y trabajan más mano a mano con los autores. En este sentido, las autoras explicaban que lo bueno que trajo la crisis es que hicieron que las editoriales, para ahorrarse los costes de compra y traducción de autoras extranjeras, tuvieran que apostar por autoras españolas, lo que ha supuesto una verdadera revolución para el sector.

Amor y erotismo también académico

Volviendo a la intervención de la periodista y escritora Pilar Eyre, que explicó al auditorio la historia real tras sus libros ‘Mi color favorito es verte’  y ‘No me olvides’, si algo cabía destacar de la misma era como una novela cuyo eje era el amor y el erotismo pudo llegar a ser galardonada con uno de los premios más prestigiosos de la literatura española. En este sentido, exponía que las mujeres deben atreverse a compartir este tipo de historias, y que el amor no debe significar una atadura para la mujer, sino un motivo para hacer grande su arte. “Simone de Beauvoir, madre del feminismo dijo que si no estuviera enamorada no podría levantarse por las mañanas, y yo en esta historia he descubierto una nueva forma de amar, porque en el amor lo que te hace grande es que te quieran, es lo que eres capaz de amar tú”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *