La “verbena” de Lucía Be

RESEÑAS DE LIBROS

El de Lucía Be es un manual de estilo. Pero no de esos que tienen las editoriales para adecuar sus textos a una lectura legible. No. Para Lucía, esas cosillas se quedaron en la ciudad cuando emigró (por amor) al campo. Desde entonces, escribe en un blog sus experiencias rurales y destaca, entre ellas, ciertos valores: felicidad, amor, belleza. ¿Cómo se consigue éxito en cada uno de ellos, desde un polígono industrial de un pueblo, sin caer en la frivolidad de las grandes divas de la moda de hoy? Leamos a Lucía Be.

Sara Niño

La vida es una verbena salió a la venta el pasado 2 de junio en Lunwerg Editores y será presentado al público esta tarde a las 19:30 horas en Top Books (Calle Fuencarral, 127). 

La vida es una verbena trata de hacernos entender que un vestido bonito te sube la moral ( a la chicas, se entiende), un pintalabios rojo alegra un lunes hasta parecer que estamos a viernes y que la belleza empieza en el interior (literalmente…). Una depilación, posterior hidratación y lencería sexy ayudan a sentirse mejor.

Sin embargo, tras la frivolidad de la belleza femenina, ha de haber un ser humano que anteponga la vida sana y, por tanto, feliz a un bolso de Prada, por ejemplo. Reír, para Lucía Be, es el mejor consejo de belleza.

La Jane Austen del Siglo XXI

Además de las ilustraciones, el punto fuerte de La vida es una verbena es la presencia de un referente literario femenino: Jane Austen. Al igual que Lucía Be, Jane Austen vivía en el campo; al igual que Lucía Be, Jane Austen leía sentadita en los prados; al igual que Lucía Be, Jane Austen no hacía nada con su vida, pero era FELIZ.

Y es que, aunque Lucía se empeñe en declararse sucesora de Jane Austen, ¿por qué no podría sacarse un modelo tipo Jane Austen (pero del Siglo XXI), basado en Lucía Be? Aquí lo dejamos.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *