La venta de libros, un negocio difícil de mantener

A pesar de haberse registrado en 2010 un incremento del 3,5% en las exportaciones de libros respecto al año anterior y contar con la misma cifra de ventas, España facturó algo menos de 2900 millones de euros, lo que supone un 7% menos que en 2009.

Sara Niño

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) presentaba ayer 4 de julio, en su sede de Madrid de la calle Cea Bermúdez, el Estudio del Comercio tanto Interior como Exterior del libro durante 2010.

Se destacó, además que los libros de literatura y los de temática infantil y juvenil son los que abracan una buena parte de la producción y ventas: el 34,2% del mercado editorial. Sin embargo, los libros de texto no universitarios, así como los de ciencias sociales y humanidades descienden respecto a 2009.

El libro de bolsillo, aunque facturó 176,6 millones de euros, acoge un descenso del 4,8%, mientras el e-book no logra una incidencia mayor de lo que hasta ahora había conseguido.

En cuanto a los lugares en los que se origina la venta de este bien cultural, las librerías o grandes cadenas de librerías como la Casa del Libro, FNAC o El Corte Inglés son las que toman la delantera. Madrid y Cataluña, seguidas de Eukadi, Andalucía, Castilla y León, Valencia y Galicia, son las Comunidades Autónomas con mayor índice de lectura y, por tanto, de compra y venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.