La “fobia” de leer ‘Phobia’

La última novela traducida al castellano (por Duomo Ediciones, al igual que las anteriores) de Wulf Dorn, Phobia, puede generar en el lector un miedo cercano a la “fobia”, que, sin embargo, quedará superado por la adicción a la lectura que mostrará el lector conforme avanza la historia.

Sara Niño

Sarah y su hijo de 6 años, Harvey, están solos en casa cuando este dice haber tenido una pesadilla en que veía a un hombre en el jardín; al tiempo, la puerta se abre, las llaves del marido de Sarah, Stephen, suenan al caer sobre el mueble de la entrada… Qué pronto parece haber regresado de su viaje de negocios, ¿no?

Cuando Sarah descubre en su cocina a un hombre que no es Stephen pero que va vestido con la ropa de este, portando su maletín y rebuscando en el frigorífico de su cocina, tal como hace siempre Stephen al llegar a casa, la fobia se apodera de su ser.

La cosa no termina ahí: no se trata de un simple ladrón; un psicópata que se adueña de la vida de Stephen, del que no se sabe el paradero, pone sobre la mesa una trama cuyo análisis psiquiátrico no deja lugar a dudas: Wulf Dorn es un experimentado estudioso en estos temas.

La psiquiatra

Esta su primera novela (traducida al castellano por Duomo en 2011) presentó al psiquiatra que, ahora, en Phobia, regresa para desentramar la truculenta mente de una víctima del terrorismo islamista en el siglo XXI.

En verdad, y como bien señala el autor en el epílogo, vivimos en una sociedad donde el miedo va más allá y se convierte en fobia (del inglés “phobia”). Los atentados terroristas del metro de Londres así como los de Nueva York en 2011 y Madrid, en 2004, ofrecieron a Dorn el punto de partida de Phobia (aunque esto no se desvelará hasta el final).

En definitiva, Phobia es una novela magistralmente escrita, con una extensión perfecta y justa para que el lector no ceje ni un momento en su empeño por llegar hasta el final, y en la que, por qué no, podemos participar y decidir qué ocurrirá al final con la vida de Sarah. ¿La recuperará? ¿O se halla ante una situación irrecuperable?

Un thriller policiaco que va más allá y pone de manifiesto los daños psicológicos de que podemos ser víctimas en el siglo XXI pero que, sin duda, es preciso poner en manos de especialistas.

La Nota: 9´5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *