‘La casa alemana’, una novela de secretos familiares y una mujer liberada

La primera novela de la guionista de televisión alemana Annette Hess, La casa alemana (Editorial Planeta), salió a la venta ayer, 2 de abril, y por la tarde se presentó a blogueros y lectores en la Casa del Libro de Gran Vía de Madrid.

Sara Niño

Una primera novela «muy personal», como Annette Hess explicó a su audiencia, en primer lugar, porque así lo es siempre el primer libro de cualquier autor y, en segundo lugar, porque surge de una historia familiar en la que el principal protagonista era su abuelo, policía en tiempos de Auschwitz. Annette nunca llegará a saber si este estuvo implicado en asesinatos ya que murió hace veinte años. En todo caso, ha querido desenterrar los secretos de una familia -la que protagoniza La casa alemana– que muy bien podría ser su familia. Además, el personaje principal de La casa alemana, Eva, «intenta reparar el daño y también pedir perdón», concluye Annette.

¿Cómo escribir una historia con tanto dolor detrás?

«Pensé que si los testigos (del juicio que centra la trama de La casa alemana) habían sido capaces de acudir (al juicio) 20 años después, yo sí que iba a ser capaz de escribir una novela», explica Annette Hess, al rememorar la intensa fase de documentación que ha debido llevar a cabo antes de estar lista para escribir esta novela. De hecho, fueron 400 las horas de grabaciones del juicio las que escuchó.

Secretos de familia

Eva es la protagonista de La casa alemana. Hija de los dueños de este restaurante, muy conocido en su localidad, la joven está prometida con Jürgen y es llamada a ser traductora en el juicio contra algunos de los responsables del holocausto judío. En contra de la voluntad de sus padres y de su prometido, Eva aceptará el trabajo, que, además, le llevará a descubrir un gran secreto familiar.

Y es que no es raro que, en generaciones pasadas, que vivieron la época nazi en Alemania, haya todo tipo de secretos: «Personas de mi generación me lo dicen», explica Annette Hess.

Cubierta de ‘La casa alemana’. Foto: Editorial Planeta

Liberación de la mujer

Otro aspecto importante abordado en La casa alemana es el de los derechos de las mujeres. En la época que abarca la novela, estas no podían trabajar sin el permiso del marido; de hecho, este podía obligarlas a dejar el trabajo que estuvieran desempeñando. La casa y el cuidado de los hijos parecían ser lo único para lo que estaban en el mundo. De ahí que Annette haya situado a Eva en el centro del escenario como una «mujer que al final logra liberarse». «Eva tiene que ver bastante conmigo», nos confiesa la autora.

Vendidos los derechos a 20 países y con proyecto cinematográfico en marcha

Antes incluso de publicarse en su país original, La casa alemana ya había vendido los derechos literarios a 20 países, entre los que están EEUU y España. Además, hay un proyecto cinematográfico en marcha. ¿Y una segunda parte donde conozcamos más de la existencia de Eva? Annette no parece querer ahondar más en los personajes de La casa alemana: «Lo dejo a la imaginación del lector». Ahí queda eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.