Kate Eberlen: su primera novela “no es cuestión de suerte”

Quererte no es sólo cuestión de suerte (Planeta, 31 de enero) es el primer libro de Kate Eberlen, gran conocedora de la cultura italiana y de Florencia, ciudad clave en la historia de Tess y Gus. Dos destinos que, obligatoriamente, se encontrarán pero para los que, antes de que esto ocurra, transcurrirá una vida entera…

Sara Niño

Quien no crea en el destino, probablemente, tampoco crea en este libro. Y es que Tess y Gus coincidieron en Florencia, hace ya muchos años. Están destinados a amarse. Pero aún es pronto; aún no ha llegado su momento. ¿Creéis en que hay veces que el amor tiene que esperar, aunque tengamos delante a la persona idónea?

Tess sufre la pérdida de su madre y, a sus espaldas, carga con la enfermedad de su hermana Hope: síndrome de Aspergen. Varios hombres se adentran en la vida de esta mujer pero todos salen de la misma manera que entraron.

Gus, por su parte, siente tal dolor con la muerte de su hermano que cree no lo superará nunca. Y mucho menos que será al lado de la que fuera mujer de su hermano, Charlotte. La vida te da sorpresas, desde luego.

Gus y Charlotte son padres de dos niñas y su matrimonio aparenta ser feliz. Sin embargo, la apatía de esta mujer le llevarán, nuevamente, a perder lo más valioso de su existencia: sus hijas.

Profesora de inglés como lengua extranjera

Kate Eberlen trabajó como au pair en Florencia, de ahí que conozca de primera mano las calles y rincones de esta ciudad italiana. Después, estudió y se trasladó a vivir a Sicilia con su familia. Allí, imparte clases de inglés mientras escribe incansablemente novelas tan tiernas como Quererte no es sólo cuestión de suerte, que, además del amor y la amistad, aborda temas tan trascendentes como el cáncer de mama.

La Nota: 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *