Karité y Argán, caricias naturales

BELLEZA NATURAL

Los cosméticos naturales son la revolución actual del mercado pero hay que aprender a usarlos de manera diferente. La Manteca de Karité de Amapola Biocosmetics que os presentamos a continuación no es una leche o crema corporal corriente que apliquemos al cuerpo entero. Solo para pieles muy deshidratadas o zonas de sequedad extrema (codos, rodillas y talones), este producto deja perfectamente hidratada nuestra piel en tan solo una “caricia”.

Sara Niño

Su tersura comparable a la de la mantequilla nos indica que no va a ser fácil de extender por todo el cuerpo, solo en una zona concreta. Sin embargo, esa sequedad e, incluso, aspereza de la Manteca de Karité se transforma, nada más tocar la piel, en hidratación máxima. Podríamos decir que la manteca se deshace con el calor del cuerpo cual mantequilla al caer en la sartén.Aceite de Argán

Este aceite, extraído del fruto de la Argania y usado desde muchos siglos atrás en medicina y, también, en cosmética, añade ese plus de nutrición a la Manteca de Karité.

El aceite de germen de trigo completa la composición, en un 97% ecológicos, de la Manteca de Karité, que, debido a la esencia de incienso y mandarina, desprende un olor muy primigenio.

Certificaciones

No son obligatorias pero sí nos dan la garantía de que ese producto que estamos usando es de calidad. La Manteca de Karité reune, pues, la Cetificación IMO y la recomendación de Asociación Vida Sana.

Una línea de Argán

Tan de moda está el Argán y tan beneficioso es para la piel que Amapola Biocosmetics ha desarrollado una línea de productos elaborados con este aceite: crema facial, bálsamo labial, sérum… de alguno ya os hemos hablado y de otros lo haremos más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *