La unión de la abeja

Un poco de Kamasutra…

“La unión de la abeja”

 Esta penetración es simple pero efectiva, es decir, no exige grandes equilibrios y proporciona buena dosis de placer. Consiste en que la mujer se siente sobre el pene del hombre, y de espaldas al mismo.

Con las piernas desplegadas hacia delante, la mujer podrá hacer el movimiento de balanceo apoyándose sobre las manos y las piernas, mientras el hombre la ayudará levantándola por las nalgas o los muslos.  Esta postura permite que la mujer controle mejor la profundidad de la penetración, mientras el hombre puede acariciar desde esta perspectiva todo el cuerpo de su pareja. Un deleite para todos los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *