Jajoan: «Un traje tiene que ser un reflejo de la personalidad»

La moda masculina, en el siglo XXI, ya no es como en el siglo pasado. Se mima cada detalle y se presta atención al estilo de los hombres tanto como al de las mujeres. Por eso existen firmas como Jajoan, donde se «democratiza» la sastrería; esto es: se pone a alcance de cualquier hombre un traje a medida y a precios competitivos. Hablamos con su responsable, y esto es lo que nos cuenta.

Sara Niño, para InMagazine

Sara Niño (S. N.): ¿Qué es para ti un traje?

Jajoan: Un traje tiene que ser algo representativo, un reflejo de la personalidad y el estilo propio, de una forma de vida; una parte de ti con la que te identificas.

S. N.: Además de trajes, vendéis otras prendas de ropa masculina. ¿Cuál es la más demandada?

Jajoan (J.): Sin duda alguna, las camisas, tanto de confección como a medida.

S. N.: ¿Cuál es la época en que Jajoan vende más? ¿El día del padre, por ejemplo?

J.: La época de más movimiento y venta es la época de bodas, aproximadamente de abril a septiembre.

S. N.: Jajoan arrastra muchos años de experiencia. También son años de cambios en la moda… ¿Cómo ha evolucionado la forma de vestir de los hombres?

J.: La moda de hombre, digamos, siempre mantiene una línea, dentro de la que se hacen pequeñas variaciones. Por ejemplo, en la forma de las solapas de las americanas, en el ancho del pantalón… en los colores no tanto: los clásicos (marino y gris) continúan manteniéndose en el top de la elegancia.

S. N.: Dices que Jajoan quiere «democratizar la sastrería». ¿Qué significa esto?

J.: Democratizar la sastrería en el sentido del acceso a hacerse un traje a medida, que la medida ya no está al alcance de unos pocos y que el precio de la medida no tiene por qué ser excesivo.

S. N.: Decís que elegancia y calidad no deben estar reñidos con el precio. ¿Crees que tendemos a confundir el estilo con llevar ropa cara?

Jajoan: Muchas veces sí. Pensamos que, si es más caro, tiene que ser mejor, pero en la mayoría de los casos no es así. Hay que pararse más a ver las prendas y valorar las calidades.

S. N.: ¿Os atreveríais con la moda femenina?

J.: De momento no es algo en lo que pensemos… pero nunca se sabe.

S. N.: ¡Muchas gracias por atendernos!

J.: Muchas gracias por todo, un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.