Reyes helados y alcobas calientes

RESEÑAS DE LIBROS

La emperatriz de los helados es una novela dulce, helada y, en algunos casos, marinada, acerca de las concubinas del rey Carlos II y una muy afamada Louise de Keroualle, quien consigue darle un heredero al monarca inglés, aunque no derretir su corazón. En verdad, tampoco el de esta dama está muy derretido… Más bien, congelado.

Sara Niño

Anthony Capella, autor de La emperatriz de los helados, nació en Uganda hace algo más de 50 años y posee algunas obras de éxito internacional. La emperatriz de los helados no es la primera con nombre pastelero (ya lo fue Catálogo de los aromas del café) pero sí la primera que publica en Duomo Ediciones.

Louise de Keroualle habita en el Palacio de Versalles en tiempos del rey Luis XIV. Al morir la hermana de Carlos II de Inglaterra, Louise es enviada a territorio inglés con el objeto de “seducir” a Carlos, aunque no es la única con dicho cometido: Carlo Demirco, un italiano especialista en preparar helados para la corte francesa, viaja junto a Keroualle y con él porta sus útiles de pastelería. ¿Conseguirá ablandar el corazón del rey Carlos II? Si ninguna mujer lo ha logrado hasta ahora… ¿un hombre, sí?

Entorno libidinoso

Los asuntos de palacio van despacio. Y por eso mismo, no será tan fácil seducir a Carlos II, sobre todo en lo que concierne a Demirco… Y es que a Carlos II le gustan los helados pero mucho más las mujeres: una esposa que no le podía dar hijos o su naturaleza mujeriega, el caso es que este hombre llevaba a su alcoba a cualquiera de las damas que habitaban en palacio, a las que convertía en concubinas.

Louise, finalmente, sucumbe a los encantos de Carlos II pero no a los objetivos de Francia: declarar la guerra a Inglaterra y conquistar sus territorios. ¿Cómo acabará la historia?

Las mujeres, al poder

La emperatriz de los helados nos descubre que la erótica del poder no es algo nuevo, ni la lujuria y la ambición, algo pasado de moda. Además, estamos ante una novela en la que la mujer goza de un papel protagonista y maneja los hilos de la trama.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *