Festival Cine por Mujeres clausura con mucho #Placer femenino

La gala de clausura del Festival Cine por Mujeres, celebrado en Madrid del 25 al 31 de marzo, tuvo lugar este domingo por la tarde, en el Palacio de la Prensa de la capital española. El resultado fue mucha expectación, dos premios anunciados en exclusiva durante el evento y la proyección de #Placer femenino. Un documental que ahonda en las dificultades que hallamos las mujeres para encontrar el placer, sea cual sea nuestra raza, cultura o religión. Nos unimos para dar visibilidad a lo invisible, tal como anota Carlota Álvarez Basso, directora del Festival.

Sara Niño

Tras una semana de agitación cinematográfica, con la colaboración de grandes instituciones como la Sala Berlanga, el Círculo de Bellas Artes, la Casa Árabe y la Casa de América, entre otras, además de la puesta a disposición del público de los espacios de Fundación Teléfonica, y con el apoyo de la Comunidad de Madrid, la segunda edición del Festival Cine por Mujeres llega a su fin. Pero con las miras puestas ya en la próxima edición, que sería la tercera.

Fig Tree, doblemente premiada

Durante la clausura del Festival conocimos, en exclusiva, el Premio a la Mejor Película y el Premio Blogos de Oro, también en la categoría “Mejor Película”. La ganadora por partida doble fue Fig Tree, proyectada el martes pasado y el domingo, poco antes de recibir el galardón, en el Círculo de Bellas Artes. Por su parte, El Premio Iberia del Público recayó en La profesora de parvulario.

#Placer Femenino / #Female Pleasure

Otorgados los premios y tras la intervención de Carlota Álvarez Basso, quien agradeció inmensamente la implicación de todo el mundo en este Festival, asistimos a la proyección de #Placer Femenino. A través de este largometraje documental, su directora, Barbara Miller, nos presenta a cinco mujeres de cinco culturas diferentes pero con un hilo común: no pueden disfrutar de las relaciones íntimas. ¿Quiénes son ellas?

Deborah Fieldman es una exiliada de la comunidad judía ortodoxa a la que obligaron a casarse en contra de su voluntad. Fruto del matrimonio nació su hijo Isaac, con el que vive actualmente al margen de la cultura judía.

Leyla Hussein fue víctima de la ablación femenina en Somalia, mientras que Rokudenashiko es una artista de manga japonesa a la que un día se le ocurrió hacer un molde de su propia vagina y, con él, fabricar todo tipo de objetos artísticos, incluida una piragua. Fue condenada.

Por último, Doris Wagner es una ex monja que sufrió la violación por parte de un miembro del clero y Vithika Yadav lucha por los derechos sexuales de las mujeres en la India a pesar de que ella sí pudo casarse por amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.