Feria del Libro I: Fuera del mundo

Arrolladora, preciosista, ardorosa y, en algunos momentos, hasta surrealista. Una definición rebuscada de Fuera del mundo, para rendir homenaje al no menos rebuscado vocabulario, casi siempre empleado en esta novela por Luis Antonio de Villena. Una narración que, si bien está “fuera del mundo”, se ha adentrado de lleno en la Feria del Libro de Madrid.

Sara Niño

Álvaro, Carlos y María se conocen durante el primer año de universidad, cuando estudiaban Filosofía en Madrid. A Álvaro le gusta María; a esta le gusta Álvaro y este encandila a Carlos. Lo que empieza como meras relaciones de amistad o de sexo heterosexual, devendrá en las primeras experiencias homosexuales de estos personajes.

Álvaro conocerá varias mujeres (primero su gran amiga María; después su profesora Jimena; y, para terminar, Alma, una compañera de la Facultad), con las que compartirá una historia de sexo, desenfreno, lujuria y pasión. Pero, ¿hay espacio para el amor entre tanta expansión?

Parece que, insatisfecho e insaciable en todos los aspectos de su existencia, Álvaro busca en los hombres lo que no ha encontrado en las mujeres. Pudo ser simple curiosidad o sencillamente gusto por lo que hacía, pero algo fuerte le unió a Javi o a Delfín, los últimos que compartieron vivencias con él.

¿Y Carlos? Admirador, amor, amante. Fuese lo que fuese este respecto a Álvaro, siempre estuvo ahí como lo que fue: un verdadero amigo que, junto a María, cumplió la última voluntad de Álvaro.

Una profunda historia de amor y amistad, con unos estudiados retratos psicológicos de los jóvenes de hoy en día, envuelta por una fina capa de hábitos humanos, unos peores que otros, en los que un lector con gran sentido crítico no debiera detenerse más que lo justo. Y es que no hay que quedarse en la superficie de las cosas…

Ficción con un protagonista real como la vida misma

Luis estudió Filología románica en la Universidad Complutense y, durante los años noventa, conoció a Álvaro, al que hizo “radiografía de su psique”, como declara el propio escritor en una nota a los lectores.

Esto le condujo a escribir Fuera del mundo, posicionando a Álvaro como el personaje central, pero inmerso en una historia que, Luis deja caer, es totalmente ficticia pero de la que el propio Álvaro estuvo agradecido en su momento: “Gracias por hacerme ser como no era”, concluyó el joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.