Espelta: mil años después, a la moda, en plena crisis

En lo económico, contradictorio; aunque, en lo que se refiere a salud, muy lógico: el pan de Espelta, mucho más sano que el de trigo, se consume ahora bastante más que hace años. Y eso que es más caro que el resto. Y eso que estamos en crisis económica…

Sara Niño

Hogaza. Foto: Ginger&Soda
Hogaza pan blanco. Foto: Ginger&Soda

Tampoco todas las panaderías cuentan en su estante con una hogaza de pan de Espelta; Levadura Madre, sí.

Esta panadería, sita en la calle Alcalde Sáinz de Baranda, 16, en Diego de León, 61, y en la calle Doce de Octubre, 42, apuesta por la agricultura milenaria.

La Espelta se originó hace, al menos, 7000 años. No obstante, en España se inició su cultivo y consumo allá por la Edad Media y, hoy en día, los agricultores no apuestan demasiado por ella, consecuencia que se traduce en una menor oferta de productos elaborados con dicho cereal.

Gluten malo

Hogaza. Foto: Ginger&Soda
Hogaza pan integral. Foto: Ginger&Soda

“La Espelta contiene un gluten débil y esto es precisamente lo que hace que su digestión sea más sencilla”, explica Moncho López (propietario de Levadura Madre) como la principal causa de que este ingrediente sea más digestivo y sano que el de trigo.

Además, la espelta provoca menos alergias y es rica en fibra, zinc, magnesio, calcio, selenio, hierro, manganeso, betacaroteno, vitamina E y vitaminas del complejo B; también triptófano, que estimula la producción de serotonina.

Ahí es nada. Este producto es, pues, más caro, pero “mucho más digestivo y tiene un gran sabor”, concluye Moncho López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *