Las empresas tienen (quieren) un software de e-mailing

Hay empresas que emplean mecanismos internos para elaborar sus newsletters y boletines, que luego enviarán de forma masiva a través del correo electrónico. Sin embargo, cada vez más, esta labor se externaliza y se hace uso de herramientas online disponibles. ¿Qué le exigen las entidades al software para envío de correos masivos?

Funcionalidad

En primer lugar, el software que se emplee para enviar la newsletter se le pide funcionalidad. Esto es: que sea efectiva y permita elaborar el documento objeto de envío con rapidez. También que la transmisión vía e-mail sea lo más rápida posible. Y es que el envío masivo, como bien dice la expresión, es en masa -no hay ni uno ni dos destinatarios; son decenas, centenas, incluso miles de usuarios quienes recibirán el e-mail en su cuenta-.

Disponibilidad y facilidad de uso

El software debe estar fácilmente disponible -los hay gratuitos, incluso, si el número de e-mails no supera cierta cantidad-. Además, cuanto más fácil de manejar sea esta plataforma mucho mejor, pues a veces no es la misma persona la que se encarga siempre de la newsletter. Por ello, si es fácil de usar, cualquier miembro del departamento de marketing puede tomar las riendas del e-mailing.

Informes de estadísticas

La newsletter tiene dos finalidades: fidelizar usuarios y captar nuevos suscriptores. Siempre, pues, se facilita un botón de suscripción para que quien quiera se puede inscribir -aunque también ha de existir la posibilidad de borrarse de la lista de distribución-. Pero el número de suscriptores no dice mucho: se necesitan informes de estadísticas que recojan el número de personas que leen la newsletter, quiénes la guardan, quiénes la borran, si se abre o no el correo, si este cae en la bandeja de correo no deseado, etc. En este último caso, habría que modificar el asunto del e-mail -hay veces que Gmail o Hotmail penalizan correos únicamente por su etiqueta de presentación-. Todo esto, en definitiva, ayuda mucho a la empresa a mejorar su newsletter.

Autorrespondedores

Esta opción se valora en el sentido de que genera conversación con el suscriptor. Así, se siente valorado por la empresa, de la misma manera que la personalización de los correos electrónicos “conquista” al cliente. ¿A que nos gusta que nos envíen un e-mail donde nos saluden con un “hola X”, “por fin viernes, X”, “esperamos que hayas pasado un buen fin de semana, X”. Simple pero efectivo.

Mailrelay: hasta 75.000 correos masivos

Esta es una plataforma gratuita de envío masivo de e-mails. Tan solo hay que crearse una cuenta con nombre y correo electrónico, activarla a través de un enlace que se te manda a tu propia cuenta, y logarte. A partir de ahí, y hasta un máximo de 75.000 e-mails y 15.000 contactos al mes, se puede distribuir la newsletter de una manera fácil, rápida y gratuita.

Además, si no se es muy creativo, Mailrelay ofrece plantillas y ejemplos de cómo elaborar el boletín, el cual se puede enviar directamente desde la plataforma online, importando los contactos, y sin necesidad de usar la cuenta de correo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *