El origen de la celulitis con el origen se combate

BELLEZA NATURAL EN VERANO

¿Cuándo empezaron a llenársenos los glúteos, los muslos, el abdomen o los brazos de celulitis? Probablemente ni aunque nos retrotrajéramos al día en que nacimos pudiéramos hacer nada por evitarla: factores genéticos y ser mujer son las principales causas de este mal, que afecta, sobre todo, a las mujeres.

Sara Niño

Sin una alimentación sana, vida activa y hábitos saludables no sirve de nada la cosmética. Pero, si ya has tomado nota de esto primero, puedes probar con Messo Effect de Fridda Dorsch.

Lo que destaca en este anti celulítico es la composición en Células Madre. Regenerarnos, eliminar lo que no nos sirve y y asistir al nacimiento de células nuevas, la clave para envejecer más lentamente. Y, cuando de celulitis se trata, los beneficios de las Stem Cells son mayores.

Sin embargo, este no es el ingrediente más importante en un anti celulítico: hay otros muchos que van al origen del asunto.

Retinol, cafeína, yodo, alga laminaria, hiedra, brusco, guaraná, aloe, y vitamina A son algunos de los componentes del Messo Effect de Fridda Dorsch que tienen por objeto reactivar la circulación linfática, romper las células grasas y tratar las arrugas de la piel y demás marcas añadidas por el paso de los años.

La zanahoria da un color anaranjado a esta crema, que se presenta en un bote de 200 ml., y el elastino y el colágeno se encargan de proporcionar mayor suavidad y flexibilidad a la piel.

Las recetas milagrosas no existen

Como comentábamos al principio de este artículo, la celulitis tiene su origen en la genética: si tu madre la tuvo (hablamos en femenino porque es la mujer la que suele padecerla), la tendrás con casi toda seguridad; la liberación de estrógenos, una de las hormonas femeninas, junto a la retención de líquidos en los embarazos hacen que se vayan formando bultitos subcutáneos molestos a la par que anti estéticos.

Ahora bien, nadie dice que estos abultamientos (hay varios tipos de celulitis, pero la más conocida es la piel de naranja, por aquello de las elevaciones que recuerdan a la cáscara de esta fruta) se tengan que notar a simple vista.

Duchas frías, beber dos litros de agua al día, hacer ejercicio y una alimentación saludable, unido al empleo diario del Messo Effect (con efecto mesoterapia) mejoran, en el plazo de un mes, la apariencia de nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *