‘El chico de las estrellas’, una vida llena de palabras, hecha de poesía

Chris Pueyo, más conocido como Peter Pan entre sus seguidores en las redes sociales, acaba de publicar su primera novela, El chico de las estrellas (Destino Infantil&Juvenil), una biografía cuyas palabras, hasta en los más duros momentos, suenan a música celestial.

Sara Niño

El chico de las estrellas no es el único que tiene un sobrenombre; su abuela, la “dama de hierro“, o su mejor amiga, esa “arquitecta de sonrisas”, son algunos de los peculiares personajes que rodean a un chico herido desde su infancia que solo logrará ser libre cuando empiece a aceptar su inclinación sexual.Para ser feliz es mejor tener mala memoria (página 103)

El chico de las estrellas está llena de declaraciones de amor. Pero no hacia el prójimo sino hacia uno mismo. Y es que este joven, que no ha conocido a su padre y ha habido de enfrentarse a los novios de su madre, quienes más que ejercer de padres ostentaron un poder férreo sobre él, ha de olvidar si quiere ser feliz. ¿Lo conseguirá?Las propias víctimas se quedan calladas por miedo (página 50)

El chico de las estrellas sufre bullying. Porque es más sensible. Porque es diferente, pero no peor. Porque es gay… Claro que no siempre se ha conocido con esta palabra a los que sienten atracción sexual por el mismo sexo.

Todo ello, en un manifiesto contra el maltrato hacia compañeros de clase, un problema tan acusado en la actualidad. Así es El chico de las estrellas.

Literatura comparada, Londres y un soplo de aire fresco

El chico de las estrellas estudia Literatura Comparada en la Universidad Complutense de Madrid. Además, residió durante una temporada en Londres, ciudad que, con sus muchos “soplos” de aire frío, liberaron de sus culpas a este joven cuya primera novela viene pisando fuerte. E intuimos que no será la última.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *