Día Internacional del Croissant: “De tan sencillo, ni lo toques”

Moncho López, de Levadura Madre Organic Bakery, ha querido hablarnos más y mejor sobre el croissant en este 30 de enero de 2019, Día Internacional del Croissant. Y es que este es el tipo de bollo que combina con todo y que nos acompaña casi en cualquier momento del día. Pero ¿por qué el croissant y no la ensaimada?

Redacción

En primer lugar, este tipo de bollo posee una masa muy ligera, liviana, dulce pero sin pasarse; en definitiva, que no resulta pesado de digerir. Además, se puede combinar tanto con dulce (mermelada, chocolate, etc.) como con salado (el de jamón y queso es el más popular, y muy socorrido por cierto). “Es el equilibrio perfecto entre lo dulce y lo salado”, comenta Moncho López.

En segundo lugar, el crujiente del croissant es muy característico: tiene que ser una masa con el grado de crujiente justo en cada una de sus capas. Si esto se logra, comer un croissant constituye un verdadero placer: “No comerlo a mordiscos es un crimen”, concluye López.

Muy simple y muy complicado

Este es decididamente un bollo sencillo de elaborar, sin florituras, pero, como señala Moncho, “de tan sencillo, ni lo toques”. Esto es: simple pero, a la vez, complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *