Depilación con hilo: el “threading” pega fuerte

En Estados Unidos y Reino Unido es todo un boom, y en España, en los últimos años, se ha hecho muy popular. Os hablamos de la depilación con hilo o “threading”, en inglés. Veamos en qué consiste esta técnica, cuáles son sus ventajas y cómo favorece a la salud de nuestra piel.

Redacción

El hilo actúa a modo de pinza: atrapa el pelo y lo extrae de raíz. Claro que solo profesionales de la estética que manejen con habilidad los hilos lograrán rapidez y efectividad en dicho tipo de depilación.

Una vez hilado el pelo, alrededor del cual el hilo ha de dibujar un nudo, este se gira entre cinco y diez veces hasta que se extrae el vello desde el folículo.

Depilación con hilo en cejas y bigote (Twentynails). Imagen: Le Clan Esthétique
Depilación con hilo en cejas y bigote (Twentynails). Imagen: Le Clan Esthétique

Depilación facial

El threading se aplica fundamentalmente para depilar mentón, labio superior, cejas y el resto de la cara. Y es que la depilación con hilo no irrita la piel, por tanto sirve para toda clase de pieles, incluso las más sensibles. Además, produce un efecto peeling, suavizando y previniendo arrugas. 

Depilación duradera

Además de que el threading es una técnica rápida e indolora, salvo casos excepcionales, el vello tarda más en crecer que con otros métodos de depilación.

¿Dónde hacerse la depilación con hilo?

En dos centros Twentynails de Madrid (Avenida Menéndez Pelayo, 53, y Calle Cigarreras s/n)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *