Daniel Calparsoro: “Cien años de perdón mezcla política, tensión y humor”

 

Ayer, 25 de febrero, tenía lugar en Madrid la rueda de prensa de presentación de la nueva película de Daniel Calparsoro, Cien años de perdón. Todo el equipo de actores, los productores, el guionista y el director estuvieron allí para hablarnos con mucha ilusión de este proyecto y de lo que ha significado para ellos.

Chus Pérez Girón

La cita de los medios con el equipo de la película comenzó un poco antes de lo previsto con un photocall en el que todos y cada uno de los intérpretes mostraron la mejor de sus sonrisas para posar radiantes frente a las cámaras antes de comenzar la rueda de prensa, en la que el director del filme, Daniel Calparsoro (Combustión, 2013) nos contaba que Cien años de perdón es un “thriller con elementos de política – ficción, además de ser una historia de amistad y de traiciones contada a través de sus personajes”.

Esta cinta nos narra las aventuras de un grupo de ladrones profesionales armados que asaltan la sede central de un banco en Valencia. Lo que al principio parece un robo limpio y fácil, se complicará en extremo cuando la directora de la sucursal desvele un secreto oculto en una de las cajas de seguridad. Nada saldrá como estaba planeado.

Los dos líderes de la banda son El Uruguayo (Rodrigo de la Serna) y El Gallego (Luis Tosar). Su objetivo es una misión aparentemente sencilla: robar el mayor número de cajas de seguridad posibles. El plan es perfecto, ya que a través de un túnel excavado, el banco se comunica con una estación de metro abandonada, por donde tienen pensado huir. Pero todo se complica y los seis encapuchados no pueden escapar como tenían previsto, pues una incesante lluvia ha inundado por completo el túnel del metro. Los ánimos se encienden entre los dos líderes de la banda, hay desconfianza y enfrentamiento entre ellos y la sospecha se extiende dentro y fuera del banco hasta llegar a poner en jaque al gobierno del país. Y es que los detalles del atraco agitan a la élite del Gobierno. El jefe de gabinete de la Presidencia descubre que el robo es en realidad una operación organizada por una facción del propio partido para hacerse con el contenido de la caja 311, la cual pertenece a un antiguo miembro del partido del gobierno, quien se encuentra en coma tras un grave accidente. Dicha caja contiene información comprometida.

Para Daniel Calparsoro, su nuevo filme ha supuesto algo muy especial porque “contiene un equilibrio perfecto entre tensión, política, sentido del humor y una mirada tanto crítica como irónica sobre lo que pasa en nuestro país hoy en día”. Es triste tener que decir que estamos en una situación muy parecida a la que nos muestra la cinta “pero por desgracia es real”, ha añadido el director.

La película, que ha sido rodada en dos hemisferios, tanto en el norte como en el sur (es un coproducción entre España, Argentina y Francia) ha sido, en palabras del actor Rodrigo de la Serna (Camino a la paz, 2015) “un rodaje de una intensidad impresionante y la verdad es que tender puentes entre los países que han participado ha sido maravilloso”.

La rueda de prensa se ha convertido en el momento perfecto que todos los miembros que han participado en este largometraje han utilizado para destacar el buen rollo que se ha respirado entre ellos durante el rodaje y, como muestra, han contado alguna que otra anécdota graciosa. También han aprovechado para lanzarse alabanzas entre sí, aunque fue especialmente mencionada por todos la labor de Calparsoro. Por ejemplo, Luis Tosar (Celda 211, 2009), no tuvo reparo en afirmar: “Ha sido un lujo trabajar con Dani y con el resto del reparto, especialmente con Rodrigo de la Serna, que es un bestia de la interpretación”. Por su parte, Marian Álvarez (La herida, 2013) ha confesado: “Si Daniel me dice ven, lo dejo todo”, mientras que a Patricia Vico (Carmina, 2012) trabajar con él le ha ofrecido “la oportunidad de aprender muchísimo”.

Daniel Capalsoro, sin embargo, ha aprovechado su intervención para distinguir y agradecer al guionista Jorge Guerricaechevarría su trabajo, que ha sido fundamental, “sin él no habría película”, ha señalado consiguiendo ruborizarle. Recordemos que Guerricaechevarría es de los guionistas más prolíficos e importantes del cine español; ha trabajado con notables directores de cine de nuestro país, como Álex de la Iglesia (La comunidad, 2000, Las brujas de Zugarramurdi, 2013), Pedro Almodóvar (Carne Trémula, 1997) o Daniel Monzón (La caja Kovak, 2006). Tampoco es la primera vez que él y Calparsoro trabajan juntos, ya lo hicieron en otros filmes como Celda 211. Ante tal trayectoria no es de extrañar que Capalsoro hable así de bien de él, calificándolo como un héroe al afirmar que “los héroes son los guionistas siempre, con permiso del resto del equipo” (risas).

Cien años de perdón llegará a las carteleras de cine el próximo 4 de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *