Cremas depilatorias: ¿sabemos cuándo parar?

Las cremas depilatorias son el gran invento para aquellas que no tenemos tiempo (ni ganas, todo hay que decirlo) de emplear otros métodos como la maquinilla eléctrica o la cera. Sin embargo, sabemos muy bien que los preparados químicos para depilar no eliminan el vello a largo plazo -como lo hace la cera o, mucho más, el láser- y que, además, el ph de la piel se ve alterado. ¿Sabemos cuándo no abusar de la crema depilatoria? ¿Al menos, conocemos los productos menos irritantes para tal fin?

Sara Niño

La gran mayoría de las marcas especializadas en depilación poseen una gama “piel sensible”. Estas cremas suelen estar compuestas de aceites de almendra, argán o de aloe vera. Así, la piel queda menos irritada tras la depilación.

Es el caso de Bodyatur, cuya crema con Aceite natural de rosa mosqueta protege de las irritaciones. Además, se nota que su composición en agentes químicos es menor, dado que su olor es bastante agradable. Y eso que la crema depilatoria no es en sí un producto de cuyo olor disfrutar…
Cremas depilatorias Bodynatur
Cremas depilatorias Bodynatur

Tioglicolato e Hidróxido de Sodio sobrehidratan la piel

Estos dos ingredientes abundan en las depilatorias. ¿Por qué? Sencillamente porque, de manera rápida y sin dañar mucho (que no decimos que nada) la piel, eliminan el pelo. Para ello, sobrehidratan la zona en la que hayamos aplicado el producto; el pelo se ablanda, lo retiramos con abundante agua fría y logramos una piel lisa y suave. Pero, si nuestra piel es muy sensible o si usamos todos los días el depilatorio, seguramente sí sufriremos de irritaciones, quemaduras y enrojecimiento. Consejo: no abusar de la crema depilatoria y, siempre, hacerlo de la mano de productos libres de alérgenos, parabenos y sustancias químicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *