Consejos para una mudanza sin estrés

Se dice que una mudanza es de los sucesos más estresantes en la vida del ser humano. No sabemos si de los más estresantes pero sí estamos seguros de que se trata de una situación complicada que conlleva mucha organización y la búsqueda de una empresa adecuada -y si puede ser económica, mejor que mejor- para que nos ayude con la recogida de muebles y otros enseres personales además de la instalación de estos en la nueva vivienda. Veamos algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de hacer una mudanza.

1- Presupuesto sin compromiso

Esto es aplicable a cualquier servicio. Si por pedir un presupuesto nos cobran, solemos plantearnos si esa empresa nos merecerá la pena o no: ¿y si finalmente no la contratamos? Esto genera mucha desconfianza. De ahí la importancia de que la sociedad de mudanzas que consultemos tenga la opción “presupuesto sin compromiso“. Que ofrezca tarifas económicas es un plus, como hace, por ejemplo, esta empresa de mudanzas baratas en Badalona.

En su defecto, siempre es de agradecer que la página web informe sobre las tarifas -aunque ya sabemos que cada mobiliario es diferente y no es lo mismo que este se pueda transportar en un solo camión que en dos o que haya que emplear maquinaria para sacarlo de la vivienda-.

Consejos para una mudanza sin estrés
Consejos para una mudanza sin estrés

2- Contacto

En estos tiempos tan digitalizados, es preciso que la empresa de mudanzas facilite un teléfono no solo fijo sino también móvil con whatsapp y un e-mail. Así, la comunicación entre cliente y empresa está asegurada.

3- Equipo profesional

Tendemos a guardar mucho cariño a nuestros muebles, y cuanto más antiguos sean más. Por ello, queremos dejarlos en manos de un equipo de mudanzas profesional

4- Maquinaria avanzada

Como señalábamos líneas más arriba, hay veces en que se necesita maquinaria para sacar los muebles de la casa. Bien porque las escaleras son muy estrechas, bien porque los muebles son muy voluminosos. Es imprescindible, pues, que quienes vayan a hacer la mudanza posean elevadores como los de esta otra empresa de mudanzas en Castelldefels. También, a la hora de subir el mobiliario a la vivienda de destino.

5- Guardamuebles

¿Y si, aunque hemos tenido que desalojar la vivienda en la que residíamos hasta el momento, no tenemos aún un lugar al que llevar los muebles? Un guardamuebles o trastero propiedad de la empresa de mudanzas o con servicio de alquiler sería la solución más rápida a esta situación. 

6- Empaquetado, montaje y desmontaje

Antes de embarcarnos en la aventura de mudarnos de casa, incluso antes de contratar la empresa, hay que empezar a empaquetar enseres personales tales como platos, vasos, toallas, libros, etc. Si no disponemos de cajas de cartón especial de mudanzas -el peso será considerable de manera que no vale cualquier caja-, podemos pedírselas a la empresa de mudanzas, una vez decidida quién será. Esta también debería contar con personal que se dedique solo a empaquetar y desempaquetar, montar muebles y desmontar cuando sea preciso.

Como veis, mudarse no es el fin del mundo ni tampoco tiene por qué ocasionarnos una crisis de ansiedad, pero sí hay que organizarlo todo hasta el más mínimo detalle.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *