Coca, belleza segoviana

Esta semana viajamos a Coca, una localidad que, gracias a sus murallas y su imponente castillo, nos trasladará al Medievo nada más llegar. Localizada en la provincia de Segovia (Castilla y León), Coca se sitúa a 55 kilómetros de Segovia y a 145 kilómetros de Madrid.

Rocío Sánchez Herranz 

Comenzaremos la visita por el tesoro principal de la villa: su castillo. La construcción militar se levantó en el siglo XV, entre los años 1473 y 1496, gracias a que en 1453, el Rey Don Juan II de Castilla dio permiso a don Alonso de Fonseca, Arzobispo de Sevilla, para erigir una fortaleza en la villa. El edificio destaca por su gran proporción de ladrillo, toda ella de gran belleza, y por su decoración interior. En 1928, además, este castillo fue declarado Monumento Histórico Nacional por la Dirección General de Bellas Artes.

La visita al interior del castillo puede hacerse todos los días, excepto el primer martes de mes, jornada en que permanece cerrado. El recorrido comienza con la subida a la Torre del Homenaje; justo antes de comenzar a subir, podemos ver en la planta baja una capilla en la que destacan dos tallas de Virgen con el Niño, una gótica y una románica.

Torre del Homenaje

Subimos a través de una escalera de caracol, hasta llegar a una sala, donde haremos la primera parada para ver la decoración de las paredes. Continuamos subiendo hasta llegar a la siguiente sala, en la que podremos ver diferentes decoraciones y parte del patio de armas. Nuestra última parada antes de llegar al mirador de la torre será en la Galería Torre del Homenaje, lugar en el que se pueden ver fotos del castillo de antes y después de la restauración del edificio, y diferentes armaduras y armas de los siglos XVI y XVII. Después de la galería, subimos los últimos peldaños, hasta llegar al mirador desde donde obtenemos una magnífica panorámica de todo Coca y de algunos pueblos de alrededor.

El descenso lo haremos por la Torre de Pedro Mata; en ella nos queda un lugar importante por descubrir: la mazmorra, a la cual solo se podía acceder desde un agujero que se puede ver en el piso de arriba, desde donde los presos eran lanzados. Abajo, llegamos al final de la visita, para descubrir el Patio de Armas, una bella superficie llena de columnas y con un pequeño soportal, todo de nueva construcción, quedando del anterior solo alguna columna en el piso superior.

Desde el castillo, nuestro consejo es perderse por las calles en dirección a la Torre de San Nicolás, que nos guiará por su gran altura entre el entramado de calles. La Torre de San Nicolás es parte de los restos de una iglesia anterior, de estilo románico y fue construida entre los siglos XII y XIII.

Una vez vista la torre caminaremos hasta la Iglesia de Santa María la Mayor, una construcción gótica, de finales del siglo XVI, a excepción de la parte inferior del edificio (que es románica). En su interior, cabe destacar los sepulcros de la Familia Fonseca, los señores de la localidad. La iglesia está situada en la misma Plaza Mayor, donde se sitúa el Ayuntamiento y un Templete de la Música del siglo XIX.

Desde la Plaza Mayor, recorreremos la calle principal hasta llegar a la muralla y a la Puerta de la Villa, conocida anteriormente como la Puerta de Segovia. Todavía hoy, esta posee 3 kilómetros de muralla con tres torreones construidos entre los siglos XII y XIII. Una vez atravesemos la puerta de la muralla, justo a la derecha, nos esperan dos llamativas figuras, los Verracos Prerromanos. Dos esculturas hechas de granito, las cuales se cree que datan de la Edad de Hierro

Puerta de la Villa

Quizás la visita puede coincidir con alguna de las diferentes festividades que hay en Coca: hace unos días, celebraron la festividad de San Cipriano (del 10 al 16 de septiembre) y, un mes antes, las fiestas de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, unas fiestas en las que hay diversos encierros, eventos, una fiesta de la espuma muy esperada y el broche final: los fuegos artificiales que se ven desde el castillo. Otras fiestas son las de la procesión en honor de la Santa Cruz, que se celebra el día 3 de mayo, con actos religiosos y, también, no religiosos.

¡Descubre Coca, mucho más que un Castillo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *