Camino de Santiago: una crema en tu mochila

BELLEZA NATURAL

Por estas fechas, los peregrinos inician lo que, tras siglos de práctica, constituye una tradición en España: el Camino de Santiago. Si algo caracteriza a los senderos que se pueden recorrer, a ratos a pie, a ratos en bicicleta o, incluso, en algún tramo con coche, es lo pedregoso del terreno. Por eso, no hemos de olvidarnos de una crema que combata el cansancio y la mala circulación sanguínea en piernas y pies. ¿Conocéis la Crema Camino de Santiago de Amapola Biocosmetics?

Sara Niño

Amapola ha ideado este cosmético para pieles, sobre todo, secas y piernas cansadas o afectadas de mala circulación sanguínea. Integrada por aceite de menta con propiedades refrescantes y extractos de algunas plantas beneficiosas para la salud como el Romero o el Aloe Vera, en verdad la Crema Camino de Santiago funciona.

¿Cómo, cuándo, dónde?

Aunque parezcan las questions de la entradilla de una noticia, no se trata de eso: solo de aclarar el mejor método de uso de la Crema Camino de Santiago, para que esta sea lo más efectiva posible.

Se debe aplicar, pues, trazando un masaje desde los pies hasta los muslos. Tanto por la mañana como por la noche, o a cualquier otra hora del día, es bueno usar la Crema Camino de Santiago pero, sin duda, se agradece mucho más por la noche, después de una ducha fresquita y justo antes de irse a dormir y disfrutar de un descanso merecido.

De hecho, nada más extender esta crema, se experimenta un notable frescor, de manera que cuanto mayor sea la necesidad de este, más se disfrutará.

Menta

Esta es una planta con numerosas propiedades medicinales: por ejemplo, mejorar la circulación de la sangre, ayudar a la eliminación de líquidos y, por tanto, mejorar el aspecto de la piel.

Árnica, Romero y Enebro

Estas tres plantas han sido usadas en el pasado como remedios caseros contra ciertas enfermedades pero, en la actualidad, gozamos de ellas como cosméticos.

La Árnica ayuda a mitigar el dolor de las contusiones (en este caso, muy probables, en el Camino de Santiago), mientras que el Romero se ha usado cotidianamente en forma de agua para descansar los pies tras un día ajetreado. Por su parte, el Enebro es un reparador de la piel.

En definitiva, la Crema Camino de Santiago es un producto tan o más necesario, en verano, que los protectores solares. Completo, eficaz y agradable, así es este producto del que hallaréis más información en la página web de Amapola Biocosmetics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *