Bronceador corporal: lo natural triunfa

La primavera es la época del “destape”. Con esto no queremos decir que vayamos desnudos, pero sí más ligeros de ropa. ¿Y qué pasa si tenemos la piel pálida? Sencillamente, el cuerpo luce menos que si ya hubiéramos tomado el sol. Por eso existe un remedio inmediato a la piel blanca: el bronceador. Claro que no todas las cremas dentro de esta categoría producen el efecto deseado… Entre color anaranjado, productos que manchan la ropa o que se oxidan con la exposición al sol, hallamos el Body Bronzing de Fridda Dorsch.

Sara Niño

Estamos ante un producto elaborado con Células Madre Vegetales, lo que contribuye a la regeneración de la dermis, hidratándola y suavizándola. Por otro lado, el color dorado de esta crema -apropiada para cualquier parte del cuerpo: brazos, escote, piernas y abdomen- se traduce en un bronceado que, a diferencia del que proporcionan otros productos similares existentes actualmente en el mercado, es un tono muy natural -más oscuro si aplicamos dos capas de crema; más claro, si solo damos una mano-. Además, aunque hayan transcurrido tan solo un par de minutos desde la aplicación del producto, nos podemos vestir sin problema pues no mancha. Y, para retirar el producto, con una ducha volveremos a estar blancos como al inicio.

Maquillaje corporal

El Body Bronzing desempeña una doble función: por un lado, la de bronceador, como ya hemos señalado, y por otro la de maquillaje corporal. Y es que Fridda Dorsch ha diseñado este producto también para cubrir manchas, imperfecciones cutáneas, arañas vasculares y cicatrices.

Deja un comentario en: “Bronceador corporal: lo natural triunfa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.