Blue Jeans “tuitea” su última novela

RESEÑAS DE LIBROS

El popular escritor Francisco de Paula, más conocido por sus hordas de seguidores como Blue Jeans, acaba de publicar su última novela, Algo tan sencillo como tuitear te quiero (Planeta). En la línea de las anteriores obras del sevillano, esta se centra en un grupo universitario que, en tan solo cinco días, ven sus vidas cambiadas casi al 100 por cien.

Sara Niño

Hace años, Martín Casariego Córdoba sacaba a la venta Y decirte alguna estupidez, por ejemplo te quiero, en la que ni Whatsapp ni Facebook ni Twitter habían irrumpido aún en la escena de los jóvenes estudiantes de instituto y universidad. Se crea, pues, un interesante paralelismo entre la novela de Casariego Córdoba y la de Blue Jeans, ¿no creéis?

Fresca, actualizada y con la inclusión de ciertas referencias que han hecho famosa a España, concretamente a la ciudad de Madrid, en los últimos dos años, como es el “relaxin cup a café con leche” de Ana Botella, hacen de Algo tan sencillo como tuitear te quiero una novela muy cercana a las nuevas generaciones y, por qué no, también a las que pasaron hace diez años su etapa universitaria pero que aún recuerdan con fervor esos momentos.

Iria, Julen, Manu, Óscar, Ainhoa, Nicole, Elena, David y Toni son los nueve habitantes del pasillo 1B de la residencia Benjamin Franklin, a la que han ido a parar como consecuencia de que en su ciudad natal no pueden estudiar la carrera que quieren. De Galicia, de Toledo, de Navarra, de Sevilla, de Málaga, de Valencia… estos alumnos no solo difieren en sus estudios universitarios, gustos, situaciones personales y demás aspectos de la vida, sino, esencialmente, en sus ciudades de origen.

Es miércoles y al día siguiente comienzan las clases. Presentaciones de profesores, alumnos… horarios de clase, zonas de juegos en la universidad… todo es entusiasmo entre los residentes “novatos” de la Benjamin Franklin. Lo que no saben es que la noche del primer jueves en dicha residencia es la de los nuevos.

Prohibidas por ley

Blue Jeans, muy en contacto con la generación de estudiantes actuales en Madrid, aborda el tema de las novatadas, prohibidas por ley pero, ante todo, tradición en las residencias universitarias. Por eso, los nueve del pasillo 1B junto a los de los otros pasillos del primer piso son sometidos a pruebas que, para disgusto de estos, no les dejan dormir en toda la noche. Sin embargo, si para algo sirven las novatadas es para que los alumnos se conozcan mejor. Y tanto…

Elena es una joven de Toledo que, desde el principio, eclipsa a varios chicos de la Benjamin Franklin, entre los que se encuentra Manu. Atrevido como la fama sitúa a los andaluces, el chico no duda en besar a Elena a la noche siguiente a la de las novatadas. ¿Qué hará ella?

Por su parte, David, también andaluz y, también, con los ojos puestos en Elena, se ve abocado a una relación con la hermana de esta, Marta. Dos años menor, cualquiera diría que esta es la pequeña…

Preocupaciones entre los jóvenes

Muy astuto, Blue Jeans incluye entre los personajes de Algo tan sencillo con tuitear te quiero a una chica con principio de bulimia. Ainhoa, que así se llama ella, es canaria, muy guapa y, según su compañero de pasillo Óscar, con buen tipo. Sin embargo y a pesar del affaire que surge con este chico al poco de ingresar en la Benjamin Franklin, estará a punto de iniciarse en una fatal enfermedad que afecta principalmente a los jóvenes, pero, en ocasiones, a los mayores.

Las redes sociales son otra preocupación juvenil. O, más bien, una adicción a la que se ven arrastrados porque, prácticamente, es la única manera de comunicarse en la actualidad. Toni, el más introvertido del grupo, se ha enamorado de una chica a través de la red. Entre tuits, conexiones a Skype y e-mails, el chico no sale apenas de la habitación. Lo que no sospecha es que las redes sociales son un nido de usurpaciones… ¿Podrá rehacer Toni su vida en la Benjamin Franklin?

Iria, la gallega del 1B, habrá de enfrentarse a una dura situación que cambiará su estadía para siempre en la residencia, mientras que Nicole, peruana afincada en Valencia se verá atrapada por el racismo extremo en algunas capas de la sociedad, que, en ocasiones, son las universitarias precisamente.

En definitiva, Algo tan sencillo como tuitear te quiero es una novela donde Blue Jeans tiene para todos, nos entretiene, ejerce una reflexión importante y nos enamora de una posible nueva saga. ¿Habrá segunda parte?

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *