Beatriz Cepeda: “Mi comunión fue la antesala de una boda”

Beatriz Cepeda pone voz a Perra de Satán, en las redes sociales y fuera de ellas: desde el pasado 2 de mayo está a la venta la novela homónima de esta licenciada en Filología Hispánica, nacida en Zamora aunque afincada en Madrid, colaboradora, además, del blog WeLoverSize.

Sara Niño

Para Beatriz Cepeda, los gimnasios son lugares de “terror”; para Perra de Satán, es la oportunidad de ponerse a tono para el verano… Dos mujeres a las que no les salen pelos en la lengua por decir las cosas como son; dos voces, sin embargo, que no se confunden, dejando claro como deja la autora que quien habla en Perra de Satán es este personajillo y no ella…

InMagaizne (IM): ¿Por qué “Satán”? ¿Qué connotaciones tiene esta palabra para ti?

Beatriz Cepeda (B. C.): Hombre, yo creo que una palabra como Satán no da lugar a mucha imaginería. Pocas cosas en nuestra cultura se denominan “Satán” o “satánicas” y todas ellas tienen que ver con el concepto del mal como opuesto al bien, que es Dios.

IM: Perra de Satán es un personaje muy carismático, con una existencia y una manera de pensar muy particular. Dices que es 100% ideado, pero alguna vez saldrá Bea Cepeda a relucir…

Beatriz Cepeda (B. C.): Alguna vez se escapa mi propio pensamiento, porque no es tan fácil vivir siendo dos entidades a la vez, evidentemente se me mezclan, sobre todo en las redes sociales. Sin embargo, en esta novela hemos procurado que no haya nada de Beatriz Cepeda; de hecho, ni siquiera aparece mi nombre como autora de la misma.

IM: ¿Te ha pasado que te escriban (sobre todo, chicos) a Twitter o a tu blog creyendo que eres igual de libidinosa que Perra de Satán? ¿O, realmente, lo eres (broma)?

Beatriz Cepeda: ¡También me escriben mujeres, eh! Pero es verdad que sobre todo me escriben chicos, casi a diario, pidiéndome quedar, o diciéndome que le pongo mucho… Supongo que para una persona que no es tan genial como yo es muy difícil entender que porque tú seas una mujer que habla de sexo abiertamente no quieres acostarte con todo lo que se mueve.

IM: Es cierto que, aunque hacen mucha gracia y son situaciones con las que todas las chicas, seguro, nos sentimos identificadas, hay veces que Perra de Satán dice cada burrada… ¿La editorial se frenó ante este lenguaje o te animó?

B. C.: No os imaginaríais hasta qué punto lo animó.

IM: Dices en una entrevista a Zamora24horas: “No tengo pelos en la lengua y no me callo las cosas”. ¿En alguna ocasión has tenido problemas con esto? ¿Qué opinas de la gente que, por guardar las apariencias, no dice lo que piensa?

B. C.: Claro que he tenido problemas con eso, pero es un precio que estoy dispuesta a pagar porque soy una gran argumentadora, no me importa entrar en una discusión porque cuando creo en mis opiniones sé cómo defenderlas. Yo he salido de una ciudad muy pequeña, y desde que era una niña me recordaban constantemente que no había “que dar que hablar”, es decir, que era muy importante guardar las apariencias. Ya desde niña no comprendía por qué había que hacer eso, por qué no podía hacer cada uno lo que le diera la gana y tolerar, sin mayor problema, a los demás. Creo que esas personas que piensan demasiado en lo que pensarán sobre ellos y en cómo tendrán que actuar en consecuencia tienen demasiado tiempo libre y yo siempre he preferido ocupar mi tiempo en cosas más productivas como leer, escribir, aprender a tocar instrumentos o hacerme selfies guarrillas.

IM: En Perra de Satán hay un capítulo dedicado a las clases de Pilates. ¿Has tenido esa experiencia?

B. C.: He sufrido todo tipo de experiencias horribles en el gimnasio. Los gimnasios son lugares del terror. Campos de concentración por los que encima pagamos para poder ir. Yo la primera, que conste.

IM: Llegamos al capítulo de la primera comunión de Perra de Satán… ¿Te sucedió algo parecido a ti? ¿De ahí que ese día marque tu biografía (véase la foto que Versátil ha colocado en la solapa del libro, junto a la biografía de Bea Cepeda)?

B. C.: ¿Cómo no va a marcar la biografía de cualquier niña bien, educada para guardar las apariencias, el día de su primera comunión? El mío fue como una antesala de una boda. Mi familia lo dio absolutamente todo para celebrar un buen “comuniorro”. Hubo hasta orquesta.

IM: Además de escribir en las redes sociales y en tu blog, colaboras en WeLoverSize. Mucho de humor y algo de amor, pero un artículo en concreto sobre la autoestima. ¿Qué les dices a los que aún están acomplejados por su cuerpo o desean adelgazar a toda costa, como Perra de Satán?

B. C.: Los complejos, en la mayoría de las ocasiones, responden a movidas que solo existen en nuestras cabezas. Muchas veces estamos acomplejados por cosas que los demás ni siquiera perciben, pero en nuestra cabeza parece que todo el mundo está mirando aquella parte de nosotros que no nos gusta. Mi lucha contra mis complejos fue bastante extrema, tampoco digo que haya que hacer así las cosas: yo me sentía acomplejada porque mi cuerpo había comenzado a engordar sin que yo pudiera pararlo, había perdido el control y me avergonzaba estar así de gorda, así que para ir acostumbrándome lo que hice fue desnudarme: ante mí misma, ante los demás y hasta delante de fotógrafos.

IM: Cambiando de tema… ¿Tarta de 3 chocolates o una noche de buen sexo?

B. C.: ¿Por qué elegir cuando se pueden tener las dos cosas? Además, una noche de buen sexo me suele dejar muy hambrienta.

IM: ¿Cómo han reaccionado tus seguidores en las redes sociales ante la publicación de Perra de Satán? ¿Ha subido tu número de followers en Twitter?

B. C.: Mi número de seguidores en Twitter sube a diario, así que no sé si ha sido por la novela o porque mi número de seguidores sube a diario. Los followers con los que tengo más relación se alegran de que haya sacado una novela y los que ya la han leído me han dicho que les ha gustado mucho.

IM: ¿Habrá segunda parte de Perra de Satán?

B. C.: Me encantaría, porque se me han quedado bastantes anécdotas en el tintero, pero creo que esto solo depende de que esta novela se venda bien. Si no se vende la primera, ¿quién compraría la segunda?

IM: ¡Muchas gracias por dedicarnos este rato! Esperamos con ansias más historias de Perra de Satán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *