Aviñón, viaje a la Provenza

Esta semana viajamos hasta la Provenza, para descubrir una de sus ciudades más bellas a orillas del Ródano, Aviñón (“Avignon”, en francés). La que fue capital europea de la cultura en el año 2000, se localiza al sur de Francia, a 100 km de Montpellier y a esa misma distancia de Marsella. Una ciudad que aguarda muchos tesoros, entre ellos, tres Monumentos históricos y Patrimonio de la Humanidad: el Puente de Saint Bénezet, la Catedral de Nuestra Señora de Aviñón y el Palacio de los Papas.

Rocío Sánchez Herranz

Uno de los personajes artísticos más importantes de la ciudad fue y sigue siendo Picasso, quien llegó a la ciudad en 1914, momento desde el cual se dejó influir por la cultura, los museos y la historia del lugar para desarrollar sus obras, muchas de las cuáles se pueden ver en el Museo Angaldon.

Palacio de los Papas
Palacio de los Papas

Los amantes del gótico quedarán impresionados con el Palacio de los Papas, el mayor palacio gótico de Europa, el único construido para un papa, después del erigido en Roma. El palacio ofrece visitas guiadas y, desde 1947, el Patio de Honor acoge el festival de teatro creado por el actor Jean Vilar.

Desde este antiguo Palacio, nos desplazamos a otro de los principales puntos turísticos, la Catedral de Nuestra Señora de Aviñón. De estilo Románico, esta bella catedral blanca fue construida en el siglo XII y su principal rasgo característico es la torre central de su campanario, coronada por una figura dorada de la Virgen María. En su interior se puede visitar un Mausoleo en Honor del Papa Juan XXIII y el Tesoro de arte sagrado Papal.

Aviñón posee varios puentes de gran belleza, pero, sin duda, el Puente de Saint Bénezet es uno de los más espectaculares y más históricos. Construido en el siglo XII, ha sido devastado por el río Ródano en varias ocasiones, pero su belleza sigue impenetrable.

Jardín de los Doms
Jardín de los Doms

Para hacer un alto en nuestro camino recomendamos visitar el Jardín de los Doms (Rocher des Doms), un jardín situado en lo más alto de la ciudad que se ve desde casi cualquier punto de Aviñón. Debajo del jardín se sitúa el punto más visitado del jardín, la enorme roca caliza que domina la ciudad desde donde esta empezó a crecer. El jardín es el lugar perfecto para descansar, recuperar fuerzas y obtener una de las mejores vistas del Palacio de los Papas y del Puente de Saint Bénezet. Además, posee un lago en su interior y los más pequeños podrán ver caballos y otros animales en la parte más alta.

Aviñón, como decíamos, es una ciudad llena de cultura y arte, muestra de ello es la cantidad de museos y salas de arte que posee. Una de las más importantes es la Colección Lambert, un museo de arte contemporáneo, que desde el año 2000 acoge exposiciones de artistas americanos y europeos.

Museo del Petit Palais Avignon
Museo del Petit Palais Avignon

Entre los museos, el más impactante a nivel de cuadros y de localización es el Museo Angladon Dubrujeaud. Situado en un palacete de la zona antigua de la ciudad, en él se pueden descubrir obras, de los siglos XIX y XX, de artistas como Van Gogh, Modigliani, Cezanne, Degas y Picasso. Otro museo de gran valor es el Museo del Petit Palais, con obras de la Edad Media y del Renacimiento.

A pesar de que puede hacer algo de calor si visitáis la ciudad en verano, a nivel gastronómico recomendamos probar los excelentes caldos del Papa, los llamados Chateauneuf du Pape, que, aunque no son muy baratos, son una delicia famosa en toda Francia.

¡Aviñón, arte y cultura, todo en uno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *