Amazonia: néctar de las “diosas” al sol

La línea solar Amazonia, de Amapola Biocosmetics, presenta esta temporada una crema con FPS (Factor de Protección Solar) 30, para una piel más suave, nutrida y joven a pesar de tomar el sol.

Sara Niño

También conocido como “néctar de los dioses“, “árbol de la vida” o Aguaje, la planta de la que procede el Aceite de Burití, principal ingrediente de la Solar Amazonia, es el gran protagonista de este producto y la que nos ayuda a ser esas “diosas” al sol. ¿Qué por qué?

Porque en un protector solar no solo es importante el número FPS que posee, sino su capacidad para cuidar la piel y, en vez de resecarla (y, en consecuencia, envejecerla), hidratarla y potenciar su elasticidad.

Caroteno

Los carotenos, procedentes de la familia de los carotenoides, son los responsables de que la piel adquiera un tono dorado y mantenga el bronceado durante más tiempo. La zanahoria, es sabido por todos, es uno de los ingredientes a los que más recurren las cremas solares. La de Amazonia, al estar integrada por el Aceite de Burití, ya cubre esta necesidad de carotenos.

After-sun

La selva amazónica, de la que procede el Aceite de Burití, da nombre a este producto que, dicho sea de paso, es un potente after-sun: sirve de calmante y cicatrizante ante las quemaduras solares. Bastante completito, ¿verdad?

Nota: la crema de protección solar Amazonia está compuesta en un 54% por ingredientes procedentes de agricultura ecológica certificada por BIO.iNSPECTA-VIDA SANA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *