Alfie, un gato que “cura corazones”

La novedad de Duomo Ediciones El gato que curaba corazones es una historia tierna, humana (a pesar de tener como protagonista a Alfie, un gato), simpática y muy profunda. Te hará reír pero, también, pensar… ¿como un gato?

Sara Niño

No sabíamos qué piensan los gatos hasta que hemos leído El gato que curaba corazones, donde Rachel Wells retrata a la perfección el comportamiento de este pequeño amigo del hombre.

En este caso, Alfie es un “gato de sofá” que, sin embargo, se ve obligado a convertirse en “gato de portal”, al morir su dueña. Las calles de Londres son muy duras: Alfie habrá de buscar comida y, lo más importante, alojamiento.

Claire es la primera afortunada en tener a Alfie en su casa. Y buena falta le hace, pues esta joven de Manchester ha recalado en Londres tras una ruptura matrimonial que, parece, aún no ha superado. Pero allí está Alfie, para “curarle el corazón” a Claire.

Lo mismo hará con otras dos familias en cuyas casas del número 22 se cuela este gato tan inteligente… ¿Y qué hacer con Jonathan, ese soltero empedernido al que solo se le ocurre traer a casa a una mujer que odia a los gatos?

¿Historia autobiográfica?

Rachel Wells nació en Devon, aunque, con veinte años, se trasladó a Londres, para trabajar en marketing. En dicha ciudad, comenzó a compartir piso con un gato callejero.

Gran amante de estos animales, Wells reparte su pasión entre estos y la escritura, a la que, por fin, ha dado rienda suelta en esta novela.

La Nota: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *