Agua micelar A-Derma: la prueba del algodón

El agua micelar ha de ser uno de nuestros básicos en la rutina de belleza diaria. Y es que producto con más beneficios para la limpieza de la piel no se ha conocido hasta el momento. Y nosotras hemos podido conocer, esta última semana, el de A-Derma: Sensifluid. ¿A que ya lo notáis?

Sara Niño

No sabemos si será por el algodón con que se aplica Sensifluid o, sencillamente, la textura y la sensación que deja en la piel, el caso es que ha sido un placer entrar en contacto con este cosmético.

1- Desmaquillador eficaz

Sensifluid, igual que cualquier agua micelar, está compuesto de micelas, las cuales se liberan en la piel (de ahí que no haga falta restregar el algodón, durante el desmaquillado; con dar unos toquecitos es suficiente). Estas son, pues, tensioactivos más eficaces que los ingredientes con que se elaboran los tónicos faciales.

A-Derma va más allá: al tensioactivo encargado de la limpieza de impurezas (lipófilo) y al que elimina otros residuos (hidrófilo) le ha añadido un tercero, el cocoglucosido. Este, suave como el algodón mismo, cuida la piel al extremo. Por eso, Sensifluid está indicada, incluso, para las pieles más sensibles.

Y es que, aunque el agua micelar no contiene el ph del agua que bebemos, sino el adecuado para la piel, a veces puede dañar la barrera cutánea. A-Derma ha mejorado la fórmula y parece que ha conseguido cubrir esta necesidad.

2- Hidratante

La otra función del agua micelar es la de hidratar. Sensifluid mantiene la dermis jugosa un ratito después de ser aplicado; por la noche nos acostamos con una agradable sensación y, al levantarnos, nos reconfortamos y liberamos del sueño. Además, el aroma (sin olor, ya que este producto está libre de parabenos y perfumes) es algo muy característico, que embriaga… Vaya si embriaga.

Más información, en la página web de A-Derma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *