Afrontemos nuestro ‘Destino’

Destino de Merche Diolch, es el segundo libro de la serie Rapax. Publicado por Ediciones Kiwi, nos presenta una historia en la que el suspense, la intriga y la acción se enlazan con el romance extremo. Donde todos los personajes esconden mucho más de lo que parece a primera vista y sus acciones terminarán definiéndolos.

Entre sus páginas se nos revela que el pasado puede resurgir con fuerza cuando menos lo esperamos, para enlazarse con el futuro, para que el Destino termine cumpliendo su cometido.

Descubrimos la historia de Falco y Feles. Una aventura ambientada en el año 2070 pero con muchas referencias o coincidencias al presente que vivimos en la actualidad.

La documentación que ha utilizado su autora nos muestra una inventiva real, transportándonos a un mundo cercano a pesar de las distancias temporales; sorprendiéndonos al contarnos una historia donde los flashbacks ayudan a sus protagonistas a descubrirse.

Una historia de amor, de relaciones pasadas que se reencuentran; de misterios por descubrir y venganzas qué cumplir. Una aventura que hará las delicias de cualquier lector amante de las buenas historias que quieran sorprenderse gracias a la imaginación y escritura de Merche Diolch.

Destino de Merche Diolch

El destino está escrito y tú solo sigues el camino trazado. Jamás engañarás al Destino…

Falco vivía su mejor momento, antes de que su mundo se desmoronara. Destinado a ser un Rapax desde que nació, ha vivido siempre para rebelarse contra ello; solo el saber que se casaría con el amor de su vida aliviaba la presión de ser heredero de un cargo que le asfixiaba. De pronto, su idílica vida da un revés y todo cambia. Sabe lo que es perder a la gente que ama y por eso no piensa dejar que el destino le quite nada más, aunque tenga que mirarlo a los ojos y plantarle cara.

Cuando tu vida está prefijada desde la infancia. Cuando has encontrado el amor verdadero y has perdido. Cuando el mañana te espera, debes hacer una elección: seguir el camino marcado por otros o decidir tu propio destino. A veces, para descubrir quién eres, hace falta romper las cadenas que te asfixian y mirar de cara a la vida.

Aunque hacerlo signifique remover heridas del pasado que creíamos cerradas y descubrir por qué el amor se tornó en odio de la noche a la mañana.

¿Te lo vas a perder? 

destino-merche-diolch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *